Reabrieron una fábrica de escobas en Eduardo Castex

(Eduardo Castex) – Un total de tres jóvenes de esta localidad comenzaron recientemente una capacitación en una fábrica de escobas que reabrió la Municipalidad de Eduardo Castex, para que puedan generar sus propios recursos económicos. La comuna compra la materia prima, las trabajadoras “pagan” el material con escobas que se utilizarán en la Dirección de Servicios Generales y reparticiones municipales y el excedente lo venderán en comercios locales.
“El proyecto nació meses atrás para intentar innovar en los nuevos paradigmas de género y seguir trabajando con los proyectos de inclusión social y producción”, explicó el encargado del área de Juventud municipal, Martín Araya. “En los tiempos complicados que vivimos, dar estas noticias es muy positivo”, resaltó el funcionario.
El proyecto funciona en un inmueble municipal ubicado casi en el cruce de calles Rivadavia y Arturo Illia. La reapertura se concretó -el pasado lunes- con la presencia del intendente de esta localidad, Darío Balsa y los funcionarios comunales Julio Rodríguez (secretario de Gobierno) y José Polis (área de Recursos Humanos). Inicialmente están trabajando tres jóvenes y una capacitadora que está transmitiendo los conocimientos y supervisa el trabajo.
“El municipio compra la materia prima en una fábrica de San Pedro y el resto en la localidad. Y las mujeres devuelven el valor de la materia prima en escobas para uso del Parque Municipal y después venden el resto de la materia prima en los comercios locales”, detallaron los funcionarios municipales.
Además indicaron que el proyecto puede resultar redituable para las trabajadoras. “Si funcionan todos los engranajes se puede hacer una escoba en media hora, y en una tarde de trabajo se pueden hacer seis o siete diarias por persona”, aseguraron.

“Inclusión”.
El proyecto del proceso de producción comenzó en el año 2014, pero tiempo después cerró. En aquel momento trabajaban jóvenes -de ambos sexos y diversas edades-, pero no tuvo continuidad. “Ahora reabrimos nuevamente el proyecto con esta temática de género e inclusión social y productivo”, explicaron los funcionarios.
“Tenemos las máquinas en este local (municipal) y después la producción depende de la voluntad de las chicas y los conocimientos que puede transmitir la capacitadora”, indicaron.
Por su parte, el intendente Darío Balsa transmitió que el objetivo de la gestión “es continuar trabajando en el transcurso del año con el personal que está trabajando, que incluye fundamentalmente la problemática de género en nuestra localidad, porque nos permite darle un espacio e contención y capacitar para hacer algo para la sociedad”.
“En el transcurso del tiempo se pueden incorporar más personal, e incluso algún joven que se pueda desempeñar en este trabajo para que tengan un oficio y cuenten con herramientas para desempeñarse dentro de la sociedad”, concluyó el mandatario municipal.