Inicio La Pampa Nación abandona pacientes

Nación abandona pacientes

El subsecretario de Salud, Gustavo Vera, aseguró ayer que «hay cada vez más gente que se queda sin obra social y vuelve al sistema público de salud de la provincia» ante las dificultades económicas y acusó al gobierno nacional de «abandonar» los pacientes pampeanos.
«Sabemos que hubo disminuciones de programas nacionales en Salud como Médicos Comunitarios que fue abandonado y la Provincia lo tiene que absorber como el plan Incluir Salud y Proteger, donde Nación tiene una deuda de 2.300.000 dólares y proponen pagarnos en febrero y marzo a un dólar a 19 pesos (hoy supera los 30 pesos)», dijo Vera.
Por ello, el gobierno pampeano hará una presentación administrativa y podría ir más allá. «La reacción de la Provincia es mantener el sistema de salud con la compra de medicamentos, equipamientos, incluyendo personal, médicos de pueblo y solucionando ahora el problema de los enfermeras que estaban como monotributistas».
Además, explicó que ante la crisis social y económica y «el bolsillo de la gente que se ha venido abajo, hay cada vez más personas que se están quedando sin obra social e ingresa a Salud Pública. A otros les cuesta pagar los coseguro de los medicamentos; hoy no tener obra social es hasta un beneficio porque el medicamento entra gratis. La Pampa es la única provincia que entrega medicamentos gratis a los que no son contribuyentes».
Por otro lado, el subsecretario manifestó que «pacientes que no tienen obra social en la provincia, se hace cargo el Estado. En La Pampa hay un Estado que invierte en salud totalmente distinto a otras provincias, y al gobierno nacional que abandona a los pacientes. Nosotros tenemos normas, si nuestros especialistas consideran, a veces piden interconsultas a otros lugares».

«Se hace cargo».
Consultado sobre las colectas solidarias realizadas para juntar fondos para tratamientos, Vera aclaró también que la Provincia presta una cobertura total a los pacientes. » Todo tratamiento que esté legalmente autorizado por entidades científicas lo cubre Salud Pública. A quien no tiene obra social le garantizamos las mismas prestaciones y a veces más que a quienes tienen obras sociales. Hay prestaciones que autorizamos nosotros y a veces las prepagas no lo hacen».
«A veces, hay pedidos de colectas es un buen sistema para canalizar, pero en este caso el paciente fue atendido por el Servicio del hospital Lucio Molas y sigue atendido en forma permanente. Entendemos que a veces hay enfermedades de mal pronóstico y que tienen tratamiento, pero a veces los pacientes buscan algo milagroso que pueda cambiar la situación», dijo sobre el caso de Carlos Roldán, que padece esclerosis lateral amiotrófica e inició una colecta solidaria para realizar un tratamiento con células madre. Y agregó: «Nosotros hacemos ciencia, nuestros especialistas trabajan con lo último que se hace a nivel mundial y en caso de dudas, derivan a lugares donde se hace lo mismo».
«Este tratamiento no está avalado científicamente, puede ser que esté en dos o tres años, está en fase experimental. Nuestro neurólogos no avalan el tratamiento de células madre en este momento», siguió.
Además, aclaró que «hubo colectas donde el Estado se hizo cargo de todo. Hubo un caso público de hace seis meses donde el Estado se hizo cargo de toda la derivación y prácticamente lo que opinaban nuestros especialistas es lo que se hizo. Se terminaron haciendo los procedimientos y por distintos motivos, que no discutimos, no se terminó haciendo la cirugía que se pensaba que se iba a hacer porque hubo alternativas donde la decisión del paciente no se llevó a cabo eso, pero de las derivaciones y las biopsias se hizo cargo el Estado».

Vedemécum.
Vera recordó que por decreto «se creó el Vademécum Provincial y la Comisión Interdisciplinaria para el Seguimiento del mismo porque aparecen nuevos medicamentos y ante eso se hace análisis científicos específicamente, y de los nuevos medicamentos que no se contemplan basados en evidencia científica. Este caso (de uso de células madre) también se va a analizar. Tenemos el caso de un medicamento que hace un año la Provincia consiguió porque un hospital importante de Buenos Aires lo pidió; salió 120 mil dólares importarlo pero cuando llegó lamentablemente el paciente no estaba más. Hay que tener cuidado, el medicamento está ahora guardado en Buenos Aires hasta que aparezca un paciente. Cuando se buscan curas milagrosas, no podemos avalar cuestiones que carecen de rigor científico», cerró Vera.