Nación no manda los subsidios a bomberos

ESTADO DE ALERTA

Los bomberos voluntarios de la Argentina se declararon “en estado de alerta” porque el gobierno nacional no pagó el subsidio correspondiente a este año, una situación que deja a los más de mil cuarteles de todo al país impedidos de mantenerse operativos y en funcionamiento.
En un comunicado publicado en la web www.bomberosra.org.ar se explican los motivos del reclamo. “La situación de desfinanciamiento que atraviesa a cada uno de los eslabones que componen el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, que se viene produciendo desde hace dos años y que en los últimos meses se ha profundizado ante el no cobro del subsidio 2018, nos lleva a declararnos en esta de alerta ante la inminente imposibilidad de brindar a la comunidad el servicio de seguridad siniestral”, aseguran.
“La falta de cobro del subsidio, el cual por Ley Nacional 25.054 cuenta con financiamiento genuino, impide a nuestros más de 1000 cuarteles mantenerse operativos y en funcionamiento para salvar las vidas y los bienes de los argentinos en todo el territorio nacional”, se agregó.
Frente a ese panorama, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina se reunió el martes y declaró el estado de alerta en defensa de los recursos que sostienen al Sistema Nacional.
Los bomberos recuerdan que en el Presupuesto de este año se aplicó una reducción en la partida presupuestaria “de un total del 40%, reduciéndosenos un 20% de lo distribuido en el año 2017, y no considerándose el incremento que para 2018 tendríamos por aumento de la situación inflacionaria, y aumento en la toma de pólizas por mayor número de patentamientos”.
Pese a los reclamos, los bomberos aseguran que no recibieron “ninguna respuesta” desde Nación y que, además, no se gestionó desde el Ministerio de Seguridad el trámite de ampliación de partida que permitiría disponer de más fondos.
“Y no nos equivocamos. Una vez que la Subsecretaría de Seguros de la Nación nos informó sobre la recaudación final del año anterior, más las proyecciones calculadas para este año, confirmamos que nos quitaron lo que por Ley nos corresponde, y ya no en un 40% sino en un casi 60%”, ampliaron.

Gasto público.
La organización civil afirmó que se quitaron de la partida un total de $ 637.510.548,00; “a lo que se le suma la pérdida del excedente de recaudación del año anterior por un total de $ 147.396.108,00; lo que fue pedido oportunamente y reiterado en este año, sin tener tampoco respuesta alguna”.
“En repetidas oportunidades se nos hizo saber que esta reducción en nuestra partida era parte de la necesidad del Gobierno de reducir el gasto público, pero queremos remarcar en esta oportunidad que nuestro financiamiento no forma parte de ese gasto público, nuestro fondo proviene de una Cuenta de recaudación, donde todas las compañías aseguradoras del país hacen su aporte obligatorio del 5 por mil a la Superintendencia de Seguros de la Nación, quien trimestralmente transfiere al Ministerio de Hacienda lo recaudado, para efectivizar las transferencias a nuestras Federaciones, Asociaciones y a este Consejo”.
Finalmente, los bomberos lamentan que frente todo ese panorama, se suma también una iniciativa del Gobierno nacional de una modificación de la Ley Nacional 25.054, “lo que reduciría la alícuota del 5 por mil obtenida por Ley y por decisión unánime de nuestros legisladores, pretendiendo disminuir la distribución al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, lo que perjudica enormemente la prestación del servicio y vulnera los derechos reconocidos”.