Inicio La Pampa Nadia, "estable" pero grave

Nadia, «estable» pero grave

JOVEN SIGUE EN ESTADO DE COMA

Nadia Lucero, la joven de 22 años que se encuentra internada en el Hospital Lucio Molas luego de ser bestialmente golpeada por su pareja Laureano González, permanece «estable» y «toleró una segunda diálisis», según se le informó en el último parte médico a la familia. «Nosotros aún seguimos esperando un milagro», afirmó Jorge Lucero, el padre de Nadia.
«Nadia se encuentra estable, es el nuevo parte médico, sigue en estado de coma pero toleró la segunda diálisis bien y no volvió a tener fiebre. Se esperan resultados de los nuevos análisis», informó la familia sobre el estado de salud de la joven de 22 años que, desde el domingo pasado, permanece internada en coma en el Hospital Lucio Molas.
Sin embargo, pese a la esperanza de este último parte, el padre de la joven afirmó en diálogo con LA ARENA que «no hay muchas novedades» sobre cómo evolucionará el estado de salud de su hija, quien aún «está en un estado crítico, muy grave. Le están haciendo análisis porque estaba con mucha fiebre, pero por suerte la fiebre ya bajó».
«Sería muy importante, dijo la doctora, que ella despertara, porque de esa manera se le sacarían muchas cosas que son focos de posibles infecciones para ella. Nosotros seguimos esperando un milagro», indicó a este diario Lucero, al tiempo que salió a desmentir una «fake news», en la cual se afirmaba que Nadia había fallecido.
«Estamos muy dolidos porque hay una persona que estuvo publicando en redes sociales, en grupos de compra y venta, la noticia de que Nadia había fallecido. No entiendo cómo la gente puede ser tan maldita», apuntó Lucero.

Salvaje ataque.

Nadia Lucero, de 22 años, permanece internada desde hace una semana, cuando Laureano González, su pareja la abandonó en la Guardia tras golpearla salvajemente y torturarla. González permanece detenido desde el martes, cuando fue encontrado en una vivienda del Barrio Santa María, tras estar prófugo por mas de 40 horas. Se lo acusa de «Intento de femicidio, triplemente agravado».