Inicio La Pampa Naftas: fuerte caída

Naftas: fuerte caída

EFECTOS DE LA PANDEMIA

Las ventas minoristas de combustibles líquidos se desplomaron 47,4 por ciento durante abril -primer mes completo de en la Argentina debido a la cuarentena, por lo que las estaciones de servicio se perdieron de facturar más de 42.000 millones de pesos. La baja (desestacionalizada) fue obtenida respecto de febrero debido a que fue el último mes sin afectación directa y masiva de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo, mes que tuvo doce días de cuarentena.
«La magnitud de esta caída es inédita en la historia argentina», explicó en su informe mensual la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha). Durante las cuatro recesiones producidas en los últimos 10 años, las caídas en el expendio de combustibles fueron insignificantes en comparación con la baja actual, señaló la entidad que conduce el empresario cordobés Gabriel Bornoroni.
La mayor caída se registró en el segmento de naftas, con una baja promedio del 67,5 por ciento, reflejo del fuerte impacto del coronavirus sobre la movilidad de las personas: el rubro de nafta premium bajó 73,6 por ciento y la nafta súper 65,2 %.
La caída en gasoil fue menor, del 28 %, reflejo de la menor baja en la movilidad vinculada a la producción ya que algunas ramas industriales y productivas fueron exceptuadas del confinamiento desde el primer día, con mayor descenso de gasoil grado 3 (52,1%) que de gasoil grado 2 (17,8%), precisó Cecha.
Las caídas en los volúmenes vendidos fueron mayores en los grandes centros urbanos que en el resto del país. Los volúmenes cayeron 79,3 por ciento (naftas), 59,0% (gasoil) y 73,8 por ciento (total) en Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 71,8 por ciento (naftas), 46,1 por ciento (gasoil) y 61,2 por ciento (total) en ciudad de Córdoba y 72,3 por ciento (naftas), 27,7% (gasoil) y 54,6 por ciento (total) en Rosario.
Tanto a nivel nacional, como de provincias y ciudades, cayó más la facturación que los volúmenes vendidos, ya que, junto con la baja en los volúmenes, se produjo un cambio de mix de combustibles con descensos mayores en los volúmenes vendidos de combustibles de mayor precio en cada categoría (gasoil grado 3 y nafta premium).
Esto agrava el impacto sobre las estaciones de servicio que, en conjunto, sólo considerando canal minorista, perdieron durante abril 42.354,5 millones de facturación.