Inicio La Pampa "Ningún médico causa daño de forma voluntaria"

«Ningún médico causa daño de forma voluntaria»

DEFENSA ANTE DENUNCIAS POR MALA PRAXIS

La Asociación Interclínicas de General Pico, el Colegio Médico de La Pampa, el Consejo Superior Médico de La Pampa, la Asociación de Clínicas y Sanatorios de La Pampa (ACS) y la Confederación Médica de la República Argentina (Comra) reclamaron ayer, a través de una solicitada, que los errores médicos no se sancionen con el Código Penal, sino con el Código Civil.
«Los recientes acontecimientos difundidos por la prensa a nivel nacional, ponen a la comunidad médica en estado de conmoción e incertidumbre. Observamos con preocupación que resulta más cómodo cargar las culpas al médico ante un resultado adverso, que admitir la existencia de la enfermedad o la muerte. En general, todos estamos mal preparados para aceptar dicha circunstancia», comienza el texto que se publica en la página 15 de este diario.
Las instituciones médicas de la provincia aseguraron que el médico egresa de la Universidad eligiendo una carrera puramente humanística y que lejos está, en su formación, la intención de causar un daño o dolo. «Sin embargo, a veces, debe prestar servicios en lugares que no son adecuados, con deficiencias de seguridad para el paciente y para el mismo personal de salud, con faltantes de insumos y situaciones de violencia y agresiones que hacen indigno su trabajo», añade la solicitada.

Acoso permanente.
Los médicos plantearon que lo que ocurre en el país (NdR: la repercusión que toman las denuncias a médicos por supuestos casos de mala práxis) obliga a un razonamiento sereno, prudente y reflexivo. «El acoso permanente al accionar médico, ha de llevar a la parálisis paradigmática de cualquier iniciativa del sector. A corto plazo, los médicos se verán obligados cada vez con mayor frecuencia a no enfrentar situaciones complejas, con las graves consecuencias para la sociedad y lo que ello representa», sostienen.
En el último párrafo aseguraron que desde la Comra sostienen que el error médico debe sancionarse mediante un proceso civil y que no debe incluirse a los médicos en el Código Penal, ya que el mismo se refiere a crímenes. «Un crimen se define como la acción voluntaria de hacer daño, y ningún médico causa daño de forma voluntaria», concluyeron.

Industria del juicio.
El texto de la solicitada que suscriben las instituciones médicas de La Pampa está tomado de uno mucho más largo publicado por la Comra el 12 de agosto en su sitio web oficial. El artículo, que lleva la forma de la comisión directiva de la institución, comienza con una cita de una nota periodística del diario La Nación, hace algunos años, al abogado penalista Ricardo Gil Lavedra en la que éste afirma: «…la profesión de la medicina se ha tornado una actividad de altísimo riesgo, pues muchos abogados, al acabarse el filón de los juicios a las empresas del Estado -ahora privatizadas- y al mermar con las nuevas leyes el caudal de demandas por accidentes laborales, cargan contra los médicos, que están completamente desprotegidos…».
La Comra asegura que lleva años advirtiendo esa situación y dando una idea de la magnitud del problema. Culpa a la industria del juicio y también tiene un párrafo referido al periodismo:
«La desmesurada difusión por los medios masivos de comunicación de los progresos de la ciencia médica como un producto de consumo, ha ocasionado que el público la imagine casi infalible, no permitiéndose aceptar la realidad de que no es una ciencia exacta y por el contrario, solo está obligada a garantizar los medios de atención y no los resultados, y ante los efectos adversos o los fracasos, se originan los procesos de la demanda», explica.
La difusión del texto se conoció en los días posteriores a la definición del caso de la fallecida periodista Débora Pérez Volpin, cuando un tribunal porteño condenó a un médico como responsable de su fallecimiento durante un procedimiento endoscópico de rutina.