Inicio La Pampa Denuncia a fiscales por el Caso Barabaschi: "Ninguno tiene un poder omnímodo"

Denuncia a fiscales por el Caso Barabaschi: «Ninguno tiene un poder omnímodo»

AGUERRIDO DICE QUE HABLO CON AGÜERO Y QUE ESTE SABE QUE LOS FISCALES NO TIENEN RAZON

«Me generó risa en principio… pero pensando más seriamente digo que el gran respaldo que tengo para la denuncia que formulé fue lo actuado por una y otra al tiempo de la audiencia de reexamen de la prisión preventiva del día 4 de octubre de 2018». Así se expresó el abogado del foro local, José Mario Aguerrido, al salir al cruce de la defensa que ensayó la Asociación de Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de La Pampa de la fiscal Ana Laura Ruffini, y de la jueza de Control Jimena Cardozo, que señaló que la denuncia «es un claro ataque a la autonomía de los fiscales y a la independencia judicial».

Habeas corpus y denuncia.
Aguerrido, como se publicó en este diario en la última edición de 2019, es abogado de Santiago Barabaschi (imputado por el cargo de abuso sexual), y denunció ante la FIA a las dos funcionarias judiciales de General Pico. Argumentó que incurrieron en una irregularidad al restringir «indebidamente la libertad personal» de su defendido al superarse el año y tres meses de detención.
Cabe decir que en octubre pasado, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) hizo lugar al Habeas Corpus que presentó el defensor, y le otorgó la libertad al imputado, por agotamiento del plazo de la prisión preventiva.

«No quiero desacreditar».
La respuesta de los fiscales no se hizo esperar, y en un escrito se permitieron señalar que «hubo un cambio de criterio» del STJ al considerar la jurisprudencia. Dijeron además que la oposición de la fiscal al cese de la prisión preventiva no tuvo otra motivación que la de «garantizar el éxito de la investigación, pretendiendo que la libertad del imputado no entorpeciera el nuevo juicio».
El abogado Aguerrido negó tajantemente que su denuncia -y la mediatización del tema- sea «una muestra de la pretensión de desacreditar la función judicial», como dice la Asociación de Fiscales.

«No cambió jurisprudencia».
En diálogo con LA ARENA expresó: «Yo no salí a vociferar, recurrí al organismo que está para controlar a los tres poderes del Estado, que es la Fiscalía de Investigaciones Administrativas. Es el que debe investigar a todos los funcionarios públicos de la provincia, y de eso no están exentos ni fiscales ni jueces», aseguró.
«Me guardé las ganas de vociferar, y lo que hago es actuar institucionalmente. Lo que están haciendo es confundir y tergiversar, porque el Superior Tribunal no cambió ninguna jurisprudencia. Es la misma, y se basó en un fallo de la anterior composición del organismo, cuando estaban en la Sala B los ministros (Víctor Luis) Menéndez y (Tomás Esteban) Mustapich, y que es al que remite la resolución del STJ en el habeas corpus.
Estoy absolutamente convencido que lo que denuncié es lo que pasó, y no recurrí a ningún medio para mediatizarlo».

Sin poder omnímodo.
El defensor agregó que «en 35 años litigando es la primera vez que denuncio a una jueza y una fiscal, porque no se puede actuar contra la ley negando arbitrariamente la libertad de una persona».
-¿Se puede hablar del poder de los fiscales?
-Los fiscales son los encargados de llevar la acción pública… pero ningún operador del Poder Judicial tiene el poder omnímodo, y todos están sujetos a organismos de control institucional. Y me encargaré aunque sea solo de que así sea. La provincia tiene órganos de control que pueden actuar, y después dependerá de la denuncia, y si corresponde un pedido de jury o lo que fuere.
Aceptó que «puede sí haber independencia de criterio, pero todos sujetos a la ley. Y lo que hice yo fue denunciar la verdad de lo que pasó. Tengo la certeza absoluta que denuncié lo que tenía que denunciar».

Desafortunada expresión.
Recordó que hace pocos días -en una nota que apareció en este diario-, los fiscales de género dijeron que en caso de denuncia «es porque algo hay». Y dijo Aguerrido: «Es por lo menos desafortunada esa expresión. Porque es verdad que existe la violencia de género que parece haberse extendido; pero de ahí a suponer que cada denuncia se corresponde con la realidad es desnaturalizar la función investigativa de los fiscales. Es un error esa expresión… pero para eso estamos los defensores, para tratar de sopesar ese tipo de situaciones».
En este punto se mostró a favor de que los jueces «hagan de filtro de la defensa y de los fiscales. Porque a veces parece que los únicos filtrados somos los defensores», opinó. Agregó que el «nuevo código es mucho más riguroso, y para que los casos lleguen a juicio deben existir las pruebas suficientes».

«Agüero sabe que no tienen razón».
Después volvió sobre el tema inicial. «No es ningún ataque a una fiscal y una jueza, sino que es a resultas de que Ruffini y Cardozo se manejaron mal. De todos modos no me sorprende esta defensa corporativa, y no cuestiono a (Armando) Agüero (Jefe de los fiscales en la Segunda Circunscripción Judicial), ni a otros, porque desde lo jerárquico tiene que salir a defender a sus subalternos».
José Mario Aguerrido hizo referencia a que -después de su denuncia- mantuvo «charlas, de las que no voy a revelar su contenido, con Agüero. Él sabe lo que hablamos, pero el Fiscal General y la Asociación saben que no tienen razón. Por más que lo quieran dibujar», afirmó.
-¿Se puede decir que quienes tienen la facultad de acusar considerarían que no pueden ser reprochados?
-Claro, es considerar que su actuación es infalible e indubitable. (Santiago) Barabaschi estaría quien sabe cuánto tiempo preso sin el hábeas corpus. El hábeas corpus es un instrumento que se usaba en plena dictadura para saber donde estaba la gente; y además hay una ley provincial de habeas corpus.

Abogados en alerta.
Finalmente indicó Aguerrido que «nadie que ejerza el derecho -ni abogados, ni jueces ni fiscales- se puede considerar fuera de toda posibilidad de ser controlado».
Cabe señalar que un numeroso grupo de abogados está movilizado para salir a contestar a los fiscales -apoyando la posición de Aguerrido-, y lo harían por medio del Colegio que los representa.