Inicio La Pampa "No creo que haya que modificar el calendario"

«No creo que haya que modificar el calendario»

EL MINISTRO TROTTA Y EL REGRESO A CLASES TRAS LA CUARENTENA

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, fue consultado respecto de la posibilidad de que los estudiantes tengan clases en enero luego de la finalización de la cuarentena por el Covid-19 y aseguró que «mi mirada se vincula a que no será necesario modificar el calendario escolar». Sin embargo, remarcó que no hay certezas respecto de cuando ni de qué manera volverán las clases.
En declaraciones a Radio Noticias, el ministro del gabinete nacional dijo que cree que no se dictarán clases en la temporada de verano y que tampoco se suprimirán recreos. «No se trata de una decisión en soledad de la gestión sino de algo que se debe consensuar con las provincias y los expertos. Este es momento de sostener este enorme esfuerzo social y remarcar que una vez que pasemos esta enorme prueba que tiene la sociedad, vamos a necesitar un respiro para recomponernos y para eso servirán las vacaciones», sostuvo.
Y agregó: «Por supuesto que no se eliminarán los recreos, aunque si vamos a repensar todo el funcionamiento de la escuela, es decir, habrá que buscar separar los recreos y que no sean tan multitudinarios, por ejemplo».
También reiteró que «en este momento, más importante que aprender es acompañar y contener en medio de la incertidumbre que están sufriendo los mas chicos y chicas, más allá que la incertidumbre golpea a toda la sociedad».

Sin certezas.
Sobre el regreso de las clases, Trotta dijo que no hay certezas de cuando van a comenzar ni de que forma, y resaltó que «es un tema que tratamos de manera constante con ministros, gobernadores y el comité de expertos que analiza la evolución epidemiológica». En ese aspecto manifestó que las clases iniciarán cuando no haya riesgo para la salud.
Cuando eso suceda, según el ministro «habrá que intentar desplegar comportamientos distintos, como que no haya concentración de personas en los ingresos a las escuelas, y el distanciamiento social mínimo en las aulas y en las actividades», lo que trae aparejado un desafío en términos de infraestructura de los edificios escolares, que es un inconveniente «no sólo acá sino en todos los países del mundo».

Flexibilización para niños.
Por otra parte, el titular de la cartera educativa se refirió a la posibilidad que se discute por estas horas de que niños y niñas puedan hacer salidas reguladas a la calle y dijo que «son decisiones epidemiológicas más científicas que políticas».
«Al momento de querer autorizar las salidas sabemos que eso no puede poner el riesgo toda la estrategia relacionada al cuidado de la salud, a la administración de los niveles de contagio y preservación de vidas. No es lo mismo las salidas en los lugares donde hay mucha circulación del virus que en otros lugares donde no la hay», consideró.

«Seguimos Educando».
Al repasar el trabajo que se lleva a cabo desde el Estado para dar continuidad a la educación primaria y secundaria bajo el programa «Seguimos Educando», Trotta afirmó que «el gran desafío es que no se profundice la desigualdad educativa en el marco de esta pandemia, por lo cual es fundamental pensar herramientas para la enorme diversidad de realidades sociales y de la trayectoria educativa de los adultos del hogar».
Y agregó: «Estamos produciendo 14 horas de televisión por semana, que se difunden por la TV Pública, Paka Paka, y más de 50 televisoras privadas y públicas de todo el país. También hemos distribuido 13 millones de cuadernillos con agenda diaria de actividades, recursos y recomendaciones para docentes, familias y estudiantes».

Netbooks.
Finalmente, otro de los temas a los que se refirió Trotta fue a la gran cantidad de computadoras del programa Conectar Igualdad que se encontraron en depósitos sin utilizar ya que el gobierno del ex presidente Mauricio Macri no distribuyó. «Fueron encontradas computadoras depositadas hace tres o cuatro años y, aunque no es un número importante, nos pareció que simbólicamente había que darle visibilidad a aquellos espacios donde hay mayor nivel de vulnerabilidad educativa, como es el norte del país y el conurbano bonaerense», expresó.
Además, consideró que «(Mauricio) Macri abandonó el modelo de una computadora por estudiante y estableció un modelo de carritos tecnológicos en las escuelas. En el 2019 se caracterizó por no distribuir computadoras en todo el año salvo en los meses de octubre y noviembre, es decir, en periodo electoral y post electoral».