Inicio La Pampa El río de la bronca

El río de la bronca

BRONCA DE VECINOS DE VILLA DEL BUSTO POR DERRAME CLOACAL

Una obstrucción en la red de cloacas provocó que una de las calles del barrio Villa del Busto se convirtiera en un verdadero río de líquidos cloacales. La situación generó muchísimo malestar en los vecinos y vecinas, quienes deben convivir con el olor nauseabundo de las aguas residuales que brota desde la boca de registro ubicada en la intersección de Duval y Mason. «No es la primera vez que sucede esto, estamos cansados de vivir así», se lamentaron los vecinos.
El problema de los derrames cloacales no es nuevo para la capital pampeana que, desde hace varios años, padece de una crisis sanitaria que no tiene fin. En esta ocasión le tocó a varios vecinos del barrio Villa del Busto, que desde el domingo por la noche convivieron con una situación muy desagradable.
El derrame se generó en la esquina de las calles Gobernador Duval y Tomás Mason, donde el agua cloacal brotaba con fuerza hacia la calle, donde «corría libre» -según denuncian los vecinos- hasta desembocar en la boca de tormenta varias cuadras abajo, en Duval y Almirante Brown.
«El domingo, cerca de las 20, vino un camión y destapó la cámara de la otra cuadra -Duval y Brown -, vimos que estuvieron un rato y se fueron. Después, a las 22 salimos a la calle, sentimos el olor y vimos como brotaba líquido cloacal de la tapa. Así como se ve ahora está desde anoche», señalaron (en horas de la mañana) a LA ARENA dos familias afectadas por la situación.
«Llamamos de urgencia, fuimos a Sanidad para ver si podían venir, porque la tapa está salida y también puede ocasionar un accidente. Desde el 147 nos dijeron que ya habían notificado el problema pero no vinieron. Desde la guardia nos dijeron que no podían hacer mucho, es un caos total», criticaron los vecinos. Después de las 17 de ayer un llamado desde la comuna a esta redacción aseguró que el problema había sido solucionado.

Críticas.
Este episodio, acusan, no es el primero. «Hace un año y pico que estamos luchando con esta situación, con este problema de las cloacas pero no nos han dado ninguna solución. Se tapa constantemente y esto que pasó acá en la esquina no es algo aislado, pasa siempre», cuestionaron los vecinos.
«Nos dicen que tienen que arreglar todo desde cero, pero nosotros no podemos seguir gastando plata para desagotar la cámara séptica de nuestra casa. Estamos cansados de vivir así, no podemos utilizar el baño es tristísimo, atenta contra nuestra calidad de vida», se lamentaron los vecinos, al tiempo que orientaron sus críticas hacia la «ineficiente» gestión municipal a cargo de Leandro Altolaguirre.
«Ya no nos queda lugar donde ir a reclamar, la ciudad es tierra de nadie. Son inútiles, ineficientes, ahora van a hacer la plancha 40 días más hasta que llegue el otro gobierno que no se si podrá solucionar esto», apuntaron.

Vida indigna.
El olor nauseabundo y la contaminación. Esos dos problemas sanitarios son los que más preocupan a los vecinos. Esta situación se agrava con una problemática más: la imposibilidad de utilizar el baño.
«No sabés qué horrible es no poder usar el baño, tener que ir al patio a veces porque no podés tirar la cadena porque sube todo para arriba. Necesitamos una solución ya», ampliaron ambas familias, que detallaron que deben aumentar las tareas de limpieza para evitar problemas de salud. «Es indigno vivir así», concluyeron.