Inicio La Pampa "No es la forma ni el momento"

«No es la forma ni el momento»

«No es la forma ni el momento de marchar, estamos en el pico de una pandemia y no se deben pasar ciertos límites», expresó este miércoles a la mañana el intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, al referirse a la manifestación anticuarentena que se llevó a cabo este martes y que tuvo epicentro por ejemplo en la residencia del gobernador.

En diálogo con periodistas de EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5), el jefe comunal santarroseño dijo que todos tienen derecho de manifestarse pero no en este contexto. «No es el momento, por el pico de la pandemia, ni fue la mejor forma, pueden manifestarse pero siempre y cuando no se pasen algunos límites», destacó.

Afirmó que a los funcionarios que están al frente de cualquier Poder Ejecutivo les toca atravesar hoy la peor crisis de la historia del país.

«A la crisis de cuatro años de (Mauricio) Macri se le sumó una pandemia», sostuvo di Nápoli al resaltar que «siempre quisimos cuidar la salud, mantener el poder adquisitivo, que la gente pueda comer y mantener la actividad económica».

«UNA MINORIA»

Según di Nápoli, «estos discursos antipolítica representan a una minoría muy chiquita de la sociedad».

-¿Qué sienten cuándo estos sectores hacen hincapié en el sueldo de los políticos?

-Yo soy un laburante como cualquiera. Ejerzo mi cargo, tengo mi vida, no soy corrupto y cualquiera puede comprobar que ejerzo mi trabajo de la manera más honesta. Es lógico que cualquiera que trabaje, tenga su sueldo y yo entiendo el contexto de bronca, de aquél o aquella que hoy no puede generar su ingreso económico y se encuentra echándole la culpa a los salarios de los funcionarios, pero siempre se le pone el eje a los sueldos de los políticos pero nunca en los sueldos del Poder Judicial, entre otros, por ejemplo.

ATENTADO.

El intendente, por otra parte, se refirió al atentado que sufrió en las últimas horas un local del Frente de Todos de Bahía Blanca.

El jefe comunal dijo sentirse «muy preocupado» por un ataque que fue «absolutamente repudiable y cobarde promovido por sectores que necesitan el odio como forma de construcción o, mejor dicho, de destrucción».

Para el entrevistado, «vale la pena repudiarlo y que todos salgamos a contarlo porque Argentina ya vivió momentos oscuros: en definitiva siguen siendo sectores minoritarios, de la política, pero mayoritarios en los medios centrales de comunicación».