Inicio La Pampa "No fue evasión", aseguró Leonardo Lequio

«No fue evasión», aseguró Leonardo Lequio

ACLARACION DE CARNES PAMPEANAS

Leonardo Lequio, uno de los propietarios del frigorífico que adquirió Carnes Pampeanas, aclaró que recurrieron a una de las partidas arancelarias disponibles para exportar hueso con el objetivo de abaratar costos, pero aseguró que de ninguna manera se trató de una actitud de evasión fiscal debido a que estaba dentro de las posibilidades.
«La Aduana determina que se estaba usando una partida arancelaria que no era la correcta, pero la otra que era la posible para usar tampoco era la correcta», explicó y anticipó que harán su descargo porque «no corresponde» la multa de un millón de pesos que le impusieron.
Luego de que LA ARENA publicara el artículo de Horacio Verbitsky donde se menciona a Carnes Pampeanas como uno de los 19 frigoríficos denunciados desde AFIP y la Dirección General de Aduanas por evasión tributaria y por irregularidades en la exportaciones de hueso y carne con hueso no apta para consumo humano, Lequio dialogó con este diario para brindar su punto de vista.
«Son dos situaciones que están mezcladas, hay una situación que es la denuncia de la AFIP a los exportadores que estuvieron subfacturando vía Uruguay y que son toda operaciones que las denunciamos nosotros desde el consorcio de Frigoríficos Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) porque estaban tergiversando al mercado de hacienda también». La modalidad denunciada consistía en facturar a empresas de Uruguay y de ahí al cliente final «por la mitad del valor real».
«Cuando detectamos eso, fuimos a hacer la denuncia. Esa es una situación, que es la más importante», indicó y continuó: «Después hay otra que es la de la exportación de huesos, en la cual la Argentina logra la aprobación a través de un protocolo sanitario con China para exportar huesos a principios del año pasado».

Cuestión de partidas.
Carnes Pampeanas es una de las denunciadas por presuntas irregularidades en la exportación de este producto, debido a que utilizó una categorización incorrecta, y le impuso dos multas de 500 mil pesos. Lequio explicó que «hay dos partidas arancelarias en ese momento permitidas para exportar hueso. Una era la de carne con hueso y la otra era la de hueso no comestible y/o los demás. Una posición pagaba el 9 % y la otra el 5 %, eso es cierto».
«Nosotros no estábamos exportando carne con hueso, estábamos exportando huesos. Qué ocurre, la Afip y la Aduana determinan que se estaba usando una partida arancelaria que no era la correcta, pero la otra que era la posible para usar tampoco era la correcta. Entonces, hace tres meses se crean nuevas partidas arancelarias para poder exportar el hueso con determinado porcentaje de carne», señaló.
Sin embargo, consideró que «en el momento en que la Aduana crea nuevas partidas arancelarias para exportar esos productos está aceptando y convalidando que las partidas arancelarias que estaban vigentes al momento de haber hecho esas exportaciones eran las únicas que podíamos utilizar para hacer las mismas».
Con respecto a por qué utilizaron las partidas de «hueso no comestible y/o las demás» que pagaban el 5 % y no la otra que pagaban el 9, afirmó que «uno intenta siempre tener los menores costos posibles».
De todas maneras, remarcó que «de ninguna manera fue una actitud de evasión fiscal».
«Al menos todos nuestros letrados y de toda la industria están de acuerdo con que no existe ninguna chance de que esa demanda pueda tener asidero en un juzgado, porque la misma Aduana genera nuevas posiciones arancelarias porque no existían. Entonces no nos puede culpar de algo que no existía al momento de haber hecho esas exportaciones», añadió.

«La vamos a rebatir».
Lequio señaló que hay dos cuestiones distintas que se mezclaron. Con respecto a la denuncia por la partida arancelaria utilizada para exportar huesos, anticipó que «la vamos a rebatir, vamos a contestar y nos vamos a defender jurídicamente porque no corresponde».
En esa línea, remarcó que no se trató de una actitud de evasión fiscal. «En ese momento o lo declarabas como carne con hueso, que estaba mal, o lo declarabas como hueso no comestible y/o los demás. Nosotros usamos la partida hueso no comestible para exportar ese producto», señaló.
El empresario afirmó que contestarán «la resolución que nos envía AFIP con estos argumentos» y consideró que serán los mismos que utilizó la industria. «Nosotros usamos una partida permitida para ese momento y no había ninguna otra permitida para ese producto, la misma Aduana lo convalida creando las nuevas posiciones arancelarias», enfatizó y comentó que llegado el caso recurrirán a la Justicia si es necesario porque «estamos convencidos de que hicimos los correcto».

Más grave.
Lequio consideró que por otro lado si está la situación de evasión fiscal de firmas exportadoras, que subfacturaron al momento de exportar. «Es muy grave, fuimos nosotros los que lo denunciamos porque lo detectamos y era importante que la AFIP dé de baja a esos exportadores que estaban haciendo esas maniobras», agregó.
En ese sentido, explicó que «el grueso» de las multas por seis millones de dólares se impusieron a las empresas que denunciaron desde el Consorcio debido a que «estaban evadiendo y muy fuerte. Lo otro es otra cosa, que tiene que ver con un tema de formalidades, de posiciones arancelarias y que es de muchísimo menos dinero del que sale publicado», completó.