Inicio La Pampa "No fue productiva, nos tomaron el pelo", dijo Reyes

«No fue productiva, nos tomaron el pelo», dijo Reyes

25 DE MAYO: AUDIENCIA POR EL DESPIDO DE SIETE OPERARIOS PETROLEROS

En la Delegación 25 de Mayo de Relaciones Laborales se llevó a cabo el lunes, la audiencia entre el Sindicato del Petróleo, Gas y Biocombustibles de Bahía Blanca, La Pampa y la Patagonia, y la UTE Petroquímica Comodoro Rivadavia y Pampetrol. Desde el gremio manifestaron su descontento y anunciaron que continuarán con las medidas. Entienden que «les tomaron el pelo» al desconocer, luego de dos años de gerenciar el área, la existencia de la empresa y los trabajadores.

El reclamo.
La semana pasada dirigentes gremiales le contaron a LA ARENA que estaban en estado de alerta y movilización en reclamo por el despido de siete operarios. El secretario de Prensa, Carlos Reyes, reveló que se trata del cese de una empresa que hacía las tareas de remediación. También denunció que la UTE Pampetrol-PCR no da respuestas a sus reclamos y que aparentemente «no piensan en contratar a otra empresa de saneamiento lo que atenta contra el medio ambiente».
El sindicalista le contó a LA ARENA que los nuevos concesionarios, entre ellos la empresa de bandera provincial, no tienen una política ambiental clara. «El tema es largo. Acá primero el área estuvo a cargo de Petrobras, luego de Pampa Energía, y ahora de la UTE Pampetrol-Petroquímica Comodoro Rivadavia. Desde que se empezó la actividad petrolera en la zona hubo una empresa que se dedicó a tareas de protección al medio ambiente mediante acciones de remediación, la última fue Serma, pero ahora que le toca al Estado se desentienden», señaló.
«Lo lógico es que los nuevos concesionarios contraten a otra empresa de servicios para que continúe con esas acciones, pero vemos con que piensan en su plan de perforaciones que se hará este año y hacen caso omiso a conservar el medio ambiente», denunció.
«Hoy nuestra prioridad es recuperar esos puestos de trabajo, pero también tenemos responsabilidades de denunciar estas cuestiones ambientales. Es mentira que está todo remediado, hay un montón de derrames tapados y hay otros nuevos. Acá hay denuncias de nativos y puesteros de que los derrames no se remedian y que contaminan napas y charcos lo que produce mortandad de animales. También hace mucho daño a flora y fauna», agregó Reyes.

Sin conciliación.
El Sindicato de Bahía Blanca llevó a varios de sus secretarios mientras que la UTE estuvo representada por sus apoderados: Juan Aizpurua (PCR) y José Ferrera (Pampetrol). Quien moderó el encuentro fue el delegado regional del área provincial de Relaciones Laborales, Lucas Baudino. La conciliación quedó en punto muerto porque no hubo acuerdo de las partes y el expediente pasó a Asesoría Letrada de RL.
El vocero de la patronal fue Aizpurua. El apoderado de PCR aseguró que Serma SA tenía relaciones comerciales con el anterior gerenciador del área de Medanito SE, y deslindó responsabilidades tanto hacia esa empresa como hacia los trabajadores. Fueron los argumentos para dejar sentada en el acta que «cualquier acción gremial contra PCR por este tema deviene en abstracto, ilegal e ilegítimo».
Por su parte el sindicato petrolero dejó sentado que continuarían con las medidas hasta que se aclare la situación laboral del total de los trabajadores en el yacimiento Medanito SE. «La audiencia no fue nada productiva, hace dos años que estamos operando el área y ¿no sabían de esta empresa que trabajaba remediando pozos? Realmente no fue nada productiva la audiencia, vinieron a tomarnos el pelo», concluyó Carlos Reyes.