Inicio La Pampa "No fuimos ajenos"

«No fuimos ajenos»

ACTO POR EL DIA DE LA MEMORIA EN JACINTO ARAUZ

La intendenta de Jacinto Arauz, Gabriela Labourié, encabezó ayer a la mañana el acto por el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, frente al Instituto José Ingenieros. Estuvieron presentes, entre otros, el diputado provincial Oscar Beilmann, concejales, autoridades del colegio y el ex profesor detenido Víctor Pozo Grado.
La jefa comunal brindó un contundente discurso sobre los acontecimientos ocurridos durante la última dictadura militar (1976/1983), recordando que la localidad sufrió esa etapa y que de hecho, tiene la triste realidad de poseer dos centros clandestinos de detención.
Además se colocó una ofrenda floral y se plantó una planta en el sector donde se encuentra la placa que recuerda aquellos acontecimientos, ubicada en la plaza Alejo Griot.
La jefa comunal comenzó haciendo una breve reseña de lo ocurrido hace 45 años y especificó que «entre los años que duró esta dictadura, más de 30 mil personas fueron desaparecidas, se perpetraron secuestros, privaciones ilegítimas de la libertad, torturas en centros clandestinos de detención, apropiación de recién nacidos y exilio forzado de miles de argentinos». Recordó que se autodenominó «Proceso de Reorganización Nacional, con un programa de tres etapas fundamentales: orden institucional, revalorización de la autoridad y consolidación del proceso».
Labourié explicó que el proceso estuvo sellado por un constante avasallamiento de los derechos humanos, crímenes de lesa humanidad y un terrorismo de estado que funcionó, para el gobierno militar de facto, «como centro y ánimo social del Estado argentino. El día de la
Memoria por la Verdad y la Justicia es una fecha en la que se conmemora y busca mantener vivos en la reflexión…».
Agregó que Arauz sufrió también las consecuencias. «No fuimos ajenos a la situación ni miramos de lejos lo que sucedía; Jacinto Arauz tiene un capítulo en esta historia de persecución y miedo. En nuestra provincia se han logrado detectar seis centros clandestinos de detención, dos de ellos en Arauz: la comisaría y el puesto caminero. Fueron detenidos docentes, autoridades y miembros de la cooperadora del colegio Ingenieros, el objetivo habría sido destruir un foco de enseñanza marxista vinculado a la subversión, por denuncias de vecinos…».