Inicio La Pampa "No hacer política barata de una situación grave"

«No hacer política barata de una situación grave»

DI NÁPOLI RECIBIRÁ HOY A VECINAS DEL BARRIO ALMAFUERTE

El intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, asistió al acto de apertura de sobres licitatorios para la construcción de 210 viviendas en la capital provincial. Antes de ingresar, fue abordado por un grupo de vecinas de Barrio Almafuerte que piden ser reubicadas en otra zona, tras las inundaciones sufridas en los últimos días. El intendente se comprometió a recibirlas hoy miércoles en el municipio.
«La construcción de viviendas es algo muy ansiado, y esperado, por toda la provincia de La Pampa, pero en el caso de Santa Rosa, lo venimos marcando desde hace mucho tiempo. Quiero remarcar el compromiso del gobernador este programa, y en las gestiones que lleva adelante con el gobierno nacional, para conseguir soluciones habitacionales para las familias pampeanas y de Santa Rosa en particular», señaló que jefe comunal.
Y añadió que «estamos ante un hecho de muchísima trascendencia, tras un gobierno nacional saliente, como fue el de Mauricio Macri, que durante cuatro años discriminó fuertemente a nuestra provincia y dejó de construir viviendas sociales con las consecuencias que hoy vemos en nuestra ciudad», dijo.

Barrio Almafuerte.
Asimismo, el intendente señaló que «en cuanto al tema puntual de las vecinas del Barrio Almafuerte, presentaron un petitorio de audiencia formal por primera vez el lunes, no había tenido un pedido anterior en mi gestión. Hablamos antes de ingresar al Salón de Acuerdos y acordamos juntarnos mañana (por hoy), para analizar puntualmente la situación de cada una de las familias que entiendo no son todas iguales, y analizar las posibilidades».
«A partir de ahí, ponernos a trabajar, sobre todo en lo que tiene que ver con la responsabilidad municipal de hacer obras pluviales en la zona, para tratar de evitar cualquier efecto meteorológico de magnitudes como los que pasaron. La problemática la conocemos, sabemos que tenemos que hacer obras, que han sido muchas veces postergadas, pero estamos trabajando», dijo.

Compromiso.
Di Nápoli, señaló además, que «hay un compromiso desde el día uno, junto al gobernador, de ponernos a trabajar sobre la Emergencia Sanitaria de la ciudad, y está a la vista de cualquier vecino la cantidad de obras que se están realizando tanto en materia pluvial, como de saneamiento. En eso analizaremos todas las ideas, tenemos que saber quienes son las personas, en qué situación están, si son los adjudicatarios del barrio».
«Otorgaremos las posibles soluciones habitacionales desde el ámbito municipal, e iremos viendo que se puede hacer. Lo que no hay que hacer con esto es política barata, y hacer un aprovechamiento de una situación grave, que durante muchos años tuvieron la oportunidad de resolver, o avanzar en soluciones, y no lo hicieron. Hay que actuar con responsabilidad, con cautela, y hacer las obras a paso firme para que la gente tenga las condiciones en las que merece vivir», concluyó.

Reclamo.
Las vecinas le dijeron a LA ARENA que «lo que nosotras necesitamos es que nos reubiquen, porque estamos desde hace más de 10 años con inundaciones en el barrio. Estuvimos desde la semana pasada intentando reunirnos con el intendente, y no lo pudimos lograr, lo encontramos de casualidad acá en Casa de Gobierno, y se comprometió a recibirnos, esperamos que cumpla».
«A nuestras casas no vino nadie a vernos, y a ofrecernos ayuda. Hasta el día de hoy tenemos humedad, desbordes cloacales, agua acumulada, y todas tenemos hijos chiquitos», aseguraron, y añadieron que «hasta ahora nos venimos arreglando con ayuda de la gente, y la solidaridad de los mismos vecinos. Pero somos un barrio olvidado».
Asimismo, señalaron que de las 30 familias que ocupan el barrio, menos de la mitad son las que piden ser reubicadas. «El resto de los vecinos piden obras para evitar las inundaciones, pero si no nos entra el agua de afuera, nos rebalsa del baño, es lo mismo. No se puede vivir más en ese lugar, porque es una catarata el baño», indicaron. Una de las vecinas ingresó al Salón de Acuerdos con una pancarta, pidiendo por «Reubicación Ya!», y fue retirada del lugar por la custodia oficial.