Inicio La Pampa No hay denuncia contra jefe comunal y secretario

No hay denuncia contra jefe comunal y secretario

ENOJO EN UNANUE POR CASOS DE COVID

El presidente de la Comisión de Fomento de Unanue, Aldo Araya, y su secretario Nelson Torres, por ahora, no se encuentran implicados en una causa penal por supuesto incumplimiento a la cuarentena. Ambos están infectados de Covid-19. Fuentes judiciales informaron a LA ARENA que hasta ayer a la tarde no se había formulado ninguna denuncia contra el jefe comunal, ni su funcionario. Tampoco, se inició una causa de oficio.
No obstante, se indicó que las autoridades policiales se encontraban trabajando para poder establecer si realmente hubo conductas que pueden reprochárseles al jefe comunal y el secretario, y que puedan encuadrarse en algunos de los tipos previstos por el Código Penal Argentino.
Por otra parte, los intentos por mantener una comunicación con el responsable de la zona sanitaria tres, Rodrigo Ortiz, fueron en vano, debido a que no respondió el mensaje enviado por el cronista de este diario.
Lo cierto es que tanto el jefe comunal, como su secretario, contrajeron coronavirus. El tema es que no habrían estado cumpliendo los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del virus. El nexo epidemiológico habría sido un caso de esta ciudad. Además, trascendió que hace unos días se hizo una cabalgata por el aniversario del pueblo, donde ambos no habrían usado tapabocas.

Enojo.
Consecuencias de la situación generada en Unanue a causa del Covid positivo que dieron el presidente de la comisión de fomento y su secretario, afectaron a parte del personal y servicios que presta la cooperativa de servicios públicos de General Acha (Cosega).
Ayer, la entidad debió disponer el cierre casi total del sector telecomunicaciones, luego que dos trabajadores del sector se apersonaran en los últimos días en la localidad interconectada y sufrieran el contagio, pese a sus advertencias, de los funcionarios comunales que no venían respetando los protocolos sanitarios.
Como consecuencia de la tormenta del viernes, varios de los servicios de la Cosega requirieron reparaciones. Allí fueron, entre otros, operarios del área telecomunicaciones por problemas en internet, en la comuna y otros puntos de la localidad.
Ayer, a oídos de este diario, comentaron que notaron una total falta de cuidados y respeto por los protocolos de prevención en Aldo Araya, presidente de la Comisión de Fomento, y Nelson Torres. Ambos dieron positivo y ahora se evalúa la presentación de denuncias en su contra.
«No utilizaban barbijo y se notaba claramente que no tenían ningún respeto por la situación sanitaria», dijeron y remarcaron que se lo hicieron saber a los funcionarios y que no hubo respuesta satisfactoria.

Aislados.
Contactos estrechos de ambos, ahora positivo, los trabajadores y sus compañeros por añadidura, obligaron a la cooperativa, donde también reina el malestar en sus dirigentes y otros estamentos, a cerrar telecomunicaciones, aunque ayer lograron dilucidar que una trabajadora administrativa estaba a salvo en la cadena de eventuales contactos y se pudo habilitar en el sector una de las cajas.
A estos trabajadores, molestos por la situación que los obliga al aislamiento, les complica su vida personal y familiar y hace resentir el servicio en Acha y sus interconectadas, se sumaron los más variados comentarios en redes sociales.
En la propia localidad, las voces se alzaron duramente contra Araya y Torres (UCR-Cambiemos). «Siempre se rieron de la situación, nunca usaron barbijo y en la comuna nadie lo usaba, salvo la directora del juzgado de paz», dijeron. Hoy, el único sector que permanece abierto es precisamente ese, donde la funcionaria respeta las normas, «casualmente».
Ya en los últimos días, algunos comentarios venían indicando que era temerario la organización en la localidad de algunos eventos. «Acá nadie le da bola (sic) al uso del barbijo, nadie se cuida y todos se ríen, pero en cualquier momento tendremos problemas», había deslizado una de las pocas vecinas que decidió acatar las medidas. Tuvo razón.
El pasado 10, la localidad cumplió años y la Comisión de Fomento organizó una cabalgata y «nadie con barbijo», empezando por «los que tienen que dar el ejemplo». Indicaron que Araya «se lo pasó viajando, sin protección, sin pensar en la gente. Mirá ahora como está el pueblo», indicó y dijo que «es gracias a estos irresponsables».