Inicio La Pampa "No hay desocupación"

«No hay desocupación»

ANCHORENA: LA INDUSTRIA Y LAS OBRAS, LAS CLAVES

El intendente de Tomás Manuel de Anchorena, Gustavo Pérez, aseguró ayer que en el pueblo que conduce no existe la desocupación. Reveló que esa realidad está basada en las ofertas laborales que ofrecen la industria y las obras públicas.
Esta pequeña localidad, al límite con la provincia de Buenos Aires, es noticia porque su presente escapa a la media del mundo, donde la falta de trabajo es una de las calamidades que le quita el sueño a los gobernantes.
Allí, ese estatus de pleno empleo tienen como basamento a dos industrias instaladas que son actividades esenciales que dependen del municipio. Se trata de un frigorífico de pequeños animales y una planta envasadora de agua mineral. A eso se suman varias obras públicas en marcha y otras proyectadas.
Pérez admitió que los coletazos de la pandemia «perjudicó a todos de una manera u otra, tanto en lo social, como en lo económico donde se notó mucho». Pero dijo tener ventaja comparativa con otros lugares porque estas actividades están dentro de las excepciones, lo que permitió a esa comunidad mantener cierta normalidad.
El mandatario consideró la cuarentena como medida preventiva positiva y que, tras varios días de encierro, la gente comenzó a moverse luego de las habilitaciones. «Tenemos la suerte de ser una localidad pequeña, donde las libertades siempre existen, habiendo un montón de caminos donde poder salir a caminar, así que eso nos favorece mucho», puntualizó.
«Las dos principales fuentes de trabajo local, siempre estuvieron en movimiento durante la pandemia, por lo que el ingreso de dinero y la mano de obra fueron a la par», explicó el intendente.
«Es así que el frigorífico de pequeños animales y la planta de envasado de agua ‘La Gota’ generaron muy buena recaudación distribuyendo en la región, lo cual sirve mucho para la recaudación comunal, algo que siempre hace falta», reiteró.

Obra pública.
La obra pública tuvo un crecimiento importante en el pueblo, generadora de mano de obra. «Ya se comenzó con el levantamiento de la platea para viviendas del Plan ‘Mi Casa’, y el Centro Cultural, que tendrá una inversión importante y comenzará en los próximos días. Estas son las dos principales obras, además de reductores de velocidad y otras pequeñas cosas que nos quedaron pendientes del año anterior. La mayoría de las obras son con mano de obra local», aclaró.
Por último, Pérez reiteró que «desocupación no hay» aunque admitió que producto de la pandemia se atendió a determinadas familias. «Tenemos cubierta la mayor parte, sin problemas de desocupación y además estas obras que trabajamos en conjunto con el Gobierno de La Pampa hace que sean proyectos muy buenos para tener trabajo en la localidad», concluyó.