“No hay huelga de hambre en la Unidad 4”

“No hay huelga de hambre en la Colonia Penal”, aseguró el defensor oficial Alejandro Osio, al referirse a una versión que da cuenta de la intranquilidad de algunos internos que se viene manifestando desde hace algunos días.
Osio es defensor oficial y tiene competencia de Ejecución en cuanto a las penas que se aplican -esto es controlar las condiciones en que viven los presos en el penal-, y sostuvo que “en realidad nunca estuvieron en huelga de hambre”.
Fue más preciso y dijo que en las últimas horas habló con el interno Edgar Benítez y con su pareja Jessica Alarcón, quienes se habían quejado de algunas cuestiones que tienen que ver con la vida de los detenidos en la U.4.
“Benítez es un defendido nuestro (de la Defensoría), y no estuvo ni está en huelga de hambre. Sí es cierto que él y tres internos más tienen algunos problemas con alguna guardia del servicio, pero no es algo generalizado al Pabellón tres, ni a ninguno de los seis pabellones” del penal, explicó.

Problemas con la visita.
Admitió el defensor oficial que “se quejan porque la comida es escasa, les llega a cualquier hora y fría. Otro problema que manifiestan tiene que ver con las condiciones que se les aplica a sus visitas, y particularmente a sus vestimentas”.
Puntualizó que en “razón de que en dos oportunidades se ingresó droga al penal no se deja entrar a los familiares con abrigos, y se impusieron restricciones. Es todo un tema porque lo soportan los más chicos que no pueden entrar con camperas, y a veces tienen que esperar bastante tiempo a la intemperie y por eso hubo discusiones con algunos guardias”, agregó.
Alejandro Osio indicó que después de hablar con aquel interno le pidió al juez de Ejecución -Martín Saravia- que “les adecuen a los internos las condiciones de detención de acuerdo a lo que marcan los reglamentos. Porque les están imponiendo o prohibiendo cosas que los reglamentos no contemplan”, concluyó.