Inicio La Pampa "No hay que abandonar la lucha"

«No hay que abandonar la lucha»

EL DIPUTADO TRABA INSTO AL GOBIERNO PROVINCIAL A RECLAMAR POR EL LIMITE OESTE

El diputado provincial del PRO, Matías Traba, dijo que «no hay que abandonar la lucha» por las tierras que perdió el oeste de La Pampa por la defectuosa demarcación del límite con Mendoza. El legislador macrista -que participó de La Parte y el Todo, el programa de CPEtv que se emite los miércoles a las 22- explicó que su interés sobre el caso nació luego de leer un artículo de este diario.
El 25 de junio, LA ARENA sacó a la luz un estudio según el cual la provincia de Mendoza se apropió de alrededor de 200 mil hectáreas pertenecientes a La Pampa, las cuales están destinadas actualmente a la explotación de hidrocarburos. El beneficio se basa en una incorrecta demarcación de los límites entre las jurisdicciones, debido a que hay dos tramos que no están validados por el Instituto Geográfico Nacional, el ente oficial autorizado para elaboración y publicación de cartas y mapas.
El trabajo lo realizaron Sylvia Colonna (Petrobras) y Gabriel Alvarez (YPF), quienes lo presentaron en 2014, y recibieron una Mención Especial del V Simposio de Geotécnica en el IX Congreso de Exploración y Desarrollo de Hidrocarburos que se realizó aquel año en Mendoza. Los autores dieron cuenta allí de un viejo litigio entre la provincia cuyana y La Pampa.

Memoria de pretensión.
«Me hice del informe de ellos y empecé a indagar. Ellos dicen que la provincia de La Pampa había hecho un reclamo ante la Comisión Nacional Interprovincial de Límites en el año de 1967. La provincia había planteado el reclamo, una memoria de pretensión de territorio y, a partir de eso, desde mi lugar de diputado, entiendo que se podría ayudar a revivir ese conflicto y volver a ponerlo en la agenda provincial. Es lo que impulsé a través de un proyecto de resolución que presentó mi bloque, donde se le pide al gobernador el estado de situación del reclamo», explicó Traba.
El legislador dijo que en su investigación encontró un mapa que está publicado en el Archivo General de la Nación, que depende del Ministerio del Interior de la Nación, donde esa franja aparece como perteneciente a la provincia de La Pampa.
En cuanto al límite actual, recordó que fue medido en el año 1881, en un tiempo y un contexto en el que los agrimensores no contaban con las herramientas actuales y asumían grandes riesgos al adentrarse en territorios tan lejanos. «Medían con cadenas de 50 metros que iban clavando. Los agrimensores que hicieron ese trabajo, Otamendi y Domínguez, hacen referencia a que en ese lugar existían los bañados impenetrables del Atuel. Yo me pongo en ese lugar y no era tan fácil, además había malones y otros peligros», explicó.

La medición de Cobos.
El dato fundamental que otorga la razón a la provincia, dijo, es la decisión, en 1904, del gobierno nacional de entonces de solicitar una nueva medición al ingeniero Norberto Cobos, quien fue al terreno a realizar ese trabajo. «Cuando viene Cobos encuentra una diferencia a favor de la provincia de La Pampa: de ocho kilómetros respecto de la medición de Otamendi y de 12 respecto de la de Domínguez, siempre hacia el oeste. Lo que pasa es que, después, como acabo de decir, las legislaciones fueron convalidando esa demarcación de 1881», dijo.

-Legislaciones que se hicieron cuando La Pampa no tenía representación política en el Congreso de la Nación.
-En 1907 se sanciona la ley que reorganiza los territorios nacionales y luego la ley de provincialización en 1951, siempre convalidando ese límite que, a juzgar por el trabajo de Cobos, estaba mal demarcado. Un Instituto de Geodesia, Colonia y Tierras, a principios de 1900, hizo referencia al trabajo de Cobos y le otorga más valor e importancia que a los de Domínguez y Otamendi y solicita la aprobación de ese informe pero no lo tienen en cuenta, entonces, creo que no hay que abandonar la lucha, es una cuestión de Estado y de la totalidad de los pampeanos, de hecho así me lo hicieron conocer varias personas. Desde mi lugar, lo que quiero es que se tome una acción desde el Estado provincial, cualquiera sea el resultado. Ojalá se recomponga la situación. Quiero que esa memoria de pretensión de territorio que se presentó en 1967 se resuelva.

-¿Cuál fue la suerte de esa petición?
-No sé, porque justamente el requerimiento del pedido de informes es saber el estado de ese reclamo.

-¿Ese reclamo está asentado en el Ministerio del Interior?
-Debería estar en esta Comisión Nacional Interprovincial de Límites. El órgano que la regula es el Instituto Geográfico Nacional, que anteriormente era el Instituto Geográfico Militar.

-El límite geográfico oeste de La Pampa no está convalidado por el IGN.
-El límite oeste tiene tres tramos, de los cuales dos no están convalidados por el IGN. El único que está convalidado es el martillo de La Escondida, que es el pedacito de tierra que ingresa en la provincia de Mendoza. Ese sí ingresa en el meridiano décimo. Siento que es un tema para no olvidar y por eso mi intención de seguir indagando e investigando. Una de las cosas que quería hacer era ir al lugar para ver el estado de los mojones. Así que, con un puestero de la zona sudoeste de la provincia, me acerqué hasta el lugar y me llevó hasta la línea demarcatoria. Una de las cuestiones que quería era conocer si los mojones estaban o si habían sido destruidos y la otra era ver cómo estaban construidos los mojones, porque en los informes de Otamendi y Domínguez hablan de que los mojones son de madera. Estos que yo pude ver son de hormigón y tienen una identificación en la base con su posición del GPS. Eso nos permite saber hasta dónde debería correrse el límite.

-En Google Maps hay una torre, una vieja torre petrolera, que puede llegar a ser anterior. ¿Ese mojón es el verdadero meridiano décimo?
-Los puesteros me hicieron referencia a una torre que, según me dijeron ellos, estaría marcando algo «diferente». Pero no pudimos acceder porque teníamos que pasar a la provincia de Mendoza y estamos en pandemia. Ellos hicieron referencia a una torre de similares características a las petroleras, que tendría una indicación. Mi próxima intención es viajar hacia el martillo de La Escondida para ver si los mojones están como en Agua del Piche y sobre todo hablar con la gente del lugar.

-¿Cuál es el organismo provincial que debería hacer esa tarea?
-Catastro. No he hablado con ellos, me quise comunicar, pero para hacerlo más formal envié un pedido de informes para que Catastro le brinde a la Legislatura toda la información que tenga respecto del límite con Mendoza, sobre todo porque Colonna y Alvarez hablan de que Mendoza habría mensurado lotes particulares hasta pasando el límite demarcado. Es decir, habría mensurado lotes del lado de La Pampa. Por eso pregunté a Catastro si hubo algún incidente entre particulares en esa época.