miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Pampa "No hay aumento de las prisiones preventivas"

«No hay aumento de las prisiones preventivas»

PELLEGRINO RESPALDO EL ACCIONAR DE LOS JUECES

(General Pico) – Carlos Federico Pellegrino, juez de audiencia de la Segunda Circunscripción Judicial con sede en General Pico, consideró que no se registró un aumento de las prisiones preventivas que se dictan en el inicio de una causa penal. Días atrás, el piquense Pablo Rodríguez Salto, como titular del Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa, había advertido que se da un «abuso» de la prisión preventiva. Semanas atrás, los defensores oficiales de General Pico, presentaron un recurso de Hábeas Corpus, en el que denunciaron la sobrepoblación de presos en las comisarías.
«El primer planteo fueron las condiciones de detención y la cantidad de presos que hay en comisarías, que escapa de una decisión judicial porque no tenemos injerencia en determinar la cantidad de detenidos y el alojamiento de los mismos. Entiendo que no hay un aumento de las prisiones preventivas. Eso lo dispone el juez de control que trabaja en requerimiento de la Fiscalía, que viene y plantea en cada formalización la necesidad de la prisión preventiva y tiene que demostrar que existen, al menos uno de los dos peligros (procesales), como el peligro de obstaculización y el peligro de fuga. Cuando la fiscalía, lo plantea el juez no hace un estudio socio-ambiental para ver si el imputado puede tener dinero para poder profugarse y estima en función de la buena fe procesal y en lo que le dice la Fiscalía», dijo.
Además agregó: «Si está presente uno de los dos peligros es probable que le pongan la prisión preventiva. Después tenés posibilidades de que sean por un lapso de tiempo para preparar las pruebas o en delitos más graves, que tiene una expectativa de pena muy alta, se pueda determinar hasta la finalización del proceso».
En este punto, el magistrado piquense puso como ejemplo una denuncia de abuso sexual con acceso carnal calificado, que tiene una pena en expectativa de 8 años de prisión, en la cual «es muy probable que esté privado de su libertad durante el proceso».

Impugnaciones.
Pellegrino además recordó que la prisión preventiva es la más grave de las previstas, para el inicio de una investigación, y que no son frecuentes los pedidos de impugnación ante el Tribunal de Impugnación Penal de la provincia.
«No se puede generalizar, porque es de acuerdo a cada causa. Un dato curioso es que otorgada la preventiva, esa decisión del juez de control es automáticamente recurrible, se puede impugnar ante el TIP y no hay demasiadas impugnaciones, que sería el remedio si consideramos que hay un abuso. Se impugnaría y sería otro el resultado, pero no es frecuente una impugnación de la preventiva. Muchas veces se dispone la preventiva al solo efecto que el fiscal pueda recabar la pruebas, reunir los elementos y tomarle testimonio a los testigos o víctimas sin la influencia del imputado, o tiene que tomar determinadas medidas como una rueda de reconocimiento, análisis de ADN, o la prueba que necesite el fiscal. Una vez que la tenga, puede continuar el proceso con la persona en libertad», agregó.
En este sentido, dijo que en algunas causas, un juez dicta una preventiva por un período breve, el cual se cumple mientras aún transcurren los tiempos de una presentación para impugnar dicha medida.

Medidas sustitutivas.
Por último, el magistrado de esta ciudad agregó que durante el inicio de una causa penal también se dispone la aplicación de otras medidas, que son sustitutivas de la prisión preventiva, y la mayoría de ellas, suponen la libertad del imputado.
«La detención preventiva, de las medidas de coerción, es la más grave. Hay prácticas que son sustitutivas, como el arresto domiciliario, la presentación en determinada institución, la prohibición de contacto o acercamiento, que también se aplican, y no quiere decir que automáticamente todas sean prisiones preventivas. Hay determinadas cantidad de causas, que dada la gravedad o el peligro que genera la persona en libertad, se dispone la preventiva, pero es causa a causa, no se puede hablar de generalidades», finalizó.