Inicio La Pampa "No queremos tomar decisiones"

«No queremos tomar decisiones»

SE REUNIO LA COMISION DE SEGUIMIENTO DE TRANSPORTE PUBLICO

El director de Control de Servicios Públicos de la comuna, Pablo Pera Ibarguren, dijo que el aumento del boleto de transporte público de pasajeros (colectivos) no llegará a los 39 pesos como reclamó la empresa Autobuses Santa Fe, aunque señaló que lo razonable sería entre 25 y 27 pesos como sucede en otras ciudades del interior tras la quita del subsidio nacional.
«Nosotros, como un gobierno que ya está por dejar la administración, no queremos tomar decisiones que puedan afectar las políticas del nuevo gobierno y vamos a mantener el servicio como se viene brindando», dijo Pera y agregó que «a futuro, serán cuestiones que tendrán que resolver el intendente electo» Luciano di Nápoli.
Junto al secretario de Gobierno, Fernando Pina, Pera encabezó ayer la reunión de la Comisión de Control y Seguimiento del Servicio Urbano de Pasajeros que analizó la situación del transporte público. También participó el presidente del Concejo Deliberante Jorge Domínguez y representantes de Autobuses Santa Fe.
«El pedido del incremento del boleto es una cuestión periódica planteada por la empresa, en la comisión se expuso la situación general del servicio para que todos estén informados y ver la manera de encontrar soluciones y poder mantener en Santa Rosa un servicio público de calidad y accesible al usuario», afirmó.

A 39 pesos, no.
Además, reconoció que la empresa pidió un boleto a 39 pesos por su estructura de costos, aunque adelantó que es imposible llegar a ese aumento con la crisis económica actual. «Un boleto a 39 pesos, por más que la empresa solicite esa tarifa por la estructura de costo, saben que no es redituable porque la gente no accederá al servicio, por lo tanto, tampoco es que la empresa quiera un boleto a ese precio», señaló.
Siguiendo en esa línea, Pera comentó en Radio Noticias que «un boleto razonable, que tendríamos que comparar con el resto de las jurisdicciones, está entre 25 y 27 pesos en el interior» del país.
«Acá hay que determinar lograr una tarifa accesible para que se pueda prestar un servicio de calidad. En otras jurisdicciones, lo que ha ocurrido cuando se producen estos desfasajes entre una estructura y un boleto que no es accesible al usuario, se hacen ciertas compensaciones o subsidios, con intervención de gobiernos provinciales, pero no es el caso de Santa Rosa y General Pico, porque el gobierno no tiene la voluntad de subsidiar el transporte público», indicó.
Sobre si existe la posibilidad de que Autobuses deje de circular en la capital pampeana por problemas económicos ante la quita del subsidio nacional que decidió el gobierno de Cambiemos, el funcionario de Leandro Altolaguirre explicó: «El servicio debe garantizarse. La comisión sirve para que todos estén informados de las dificultades que plantea la empresa. Hay un pliego licitatorio y un contrato que debe ser respetado».
-¿Qué pasa si la empresa no cumple el pliego y se retira del mismo?
-Hay una serie de sanciones establecidas en el contrato firmado, pero eso está muy alejado. No estamos evaluando esas posibilidades, la idea es no llegar a esta situación.