Inicio La Pampa "No sabe lo que consume"

«No sabe lo que consume»

CATEDRA PARA EL ESTUDIO DEL CANNABIS EN LA UNLPAM

«Que aparezca un muerto por aceite de cannabis contaminado es inminente» ya que «como no hay ningún tipo de control, la gente no sabe lo que está consumiendo», advirtió el biólogo Daniel Olivetto, quien fue uno de los impulsores de la creación de la Cátedra Libre Extracurricular sobre Abordaje Interdisciplinario del Cannabis en la Universidad Nacional de La Pampa.
En diálogo con Radio Noticias, el biólogo admitió que la creación de esta nueva cátedra representó para la UNLPam un «paso muy grande» ya que vio venir «el tren del cannabis» y «decidió subirse». «Intentaremos tomar el mayor frente posible en lo que tiene que ver a la educación del uso terapéutico de la marihuana», exclamó Olivetto, quien anticipó que será uno de los docentes que se presentará para coordinar el nuevo espacio.
Según detalló el especialista, se estima que en agosto o septiembre se cree el Consejo Asesor, el cual será encargado de delinear el espacio extracurricular y llevar adelante el concurso para asignar un coordinador a cargo de la cátedra, la cual dependerá directamente del Rectorado.
«Se planteó así porque la idea es que el abordaje del cannabis sea interdisciplinario», aclaró Olivetto aunque señaló que «van a haber actividades» destinadas a diferentes carreras y «después se realizarán jornadas que tengan que ver más con la información hacia el público general».

Objetivos.
Sobre el objetivo de la cátedra, el biólogo aseveró que se están «pensando puntualmente en dos cuestiones muy prácticas que sí o sí tiene que resolver. Por un lado, como la demanda de aceite de cannabis es muy grande y la única repuesta es por parte del narcotráfico, lo que se tiene que empezar a hacer es analizar qué es lo que está circulando» en el mercado.
Esta advertencia recae en que el 50% del consumo -proveniente del narcotráfico- deviene de los usuarios oncológicos y, debido a los tratamientos que están realizando, tienen una alta probabilidad de verse afectados por productos contaminados o mal elaborados. «Puede acarrear la muerte», alertó.
Por otro lado, el estudio sobre el cannabis también resulta fundamental para profundizar el conocimiento sobre las diferentes especies de integran la familia de la planta y que, según sus propiedades, pueden darse diferentes tipos de usos en los tratamientos médicos. «Cada aceite está elaborado para actuar de una determinada manera», clarificó Olivetto.

Diferentes variedades.
En ese sentido, precisó que «existen muchísimas variedades de plantas» donde «cada variedad también es más eficiente que otras para el tratamiento de determinadas enfermedades». «Esto quiere decir que cuando vos tenés que usar un aceite de cannabis va a depender la variedad, la concentración del aceite, la relación química de la planta y la libre contaminación» en el proceso de elaboración, precisó.
«El aceite tiene que cumplir requisitos, que si vos no lo haces en tu casa teniendo en cuenta estas variables, no vas a tener un producto de primera. Pero seguramente va a ser mucho mejor que cualquier cosa que a vos te vendan porque esa persona lo vende con el intereses de lucro y no por la salud», cuestionó el especialista.
«Que aparezca un muerto por aceite contaminado es inminente» ya que «como no hay ningún tipo de control, la gente no sabe lo que está consumiendo», advirtió Olivetto, que también precisó que «los únicos que saben más o menos qué están consumiendo son aquellos que cultivan y preparan su aceite. Ellos representan el 5% y el 95% restante está comprando en Mercado Libre».
«Hay resultados que son asombrosos», remarcó Olivetto sobre los tratamientos que usan este derivado de la planta de la marihuana y que, por falta de información y desconocimiento, «muchos médicos no saben sobre el uso que se puede dar para tratar ciertas enfermedades».

Producción Estatal.
En torno a la producción de este tipo de productos cannabicos, el biólogo explicó que los costos no son altos ya que con una sola planta grande se puede producir hasta 7 litros de aceite. «Una persona consume aproximadamente 20 ml por mes, por lo cual lo otro es un excedente» que puede ser utilizado en el tratamiento de otros pacientes, sugirió Olivetto.

-¿En qué quedó la posibilidad de que produzca de manera legal el aceite de cannabis con la intervención del Estado?
-Está escrito, hay una ley que ya fija que el INTA y el Conicet pueda plantar plantas con fines de investigación. Además, en caso de que se pueda producir el aceite, esta normativa fija que sea dentro de uno de los laboratorios del Anlap (Agencia Nacional de Laboratorios Públicos), que La Pampa tiene uno en General Pico. Que no esté activado hoy es por la inercia de 80 años de inacción y prohibición.
En este sentido, el biólogo instó que es necesario «activar la producción Estatal» porque mucho del consumo recae en el narcotráfico. «Para que te hagas una idea, 25 gramos de marihuana prensada que viene de Paraguay cotiza lo mismo que una tonelada de soja», explicó Olivetto, haciendo referencia al mercado negro que funciona amparado por la prohibición y la falta de información.