No se hizo reunión de referentes

IDAS Y VUELTAS RADICALES

La tan mentada reunión de radicales y macristas para conformar la Mesa Pampeana de Cambiemos no se hizo, como lo había adelantado Juan Carlos Marino el viernes pasado en Eduardo Castex, y tampoco se hizo el encuentro en Santa Rosa de referentes radicales de las principales líneas provinciales.
La alianza Cambiemos sigue sin concretarse en La Pampa, y pese a los contactos preliminares entre los sectores de la UCR y del PRO, sigue estando lejos la consecución de esa meta política. Los problemas empezaron cuando Rogelio Frigerio desistió de venir a Santa Rosa, con aquel cometido, debido a los cuestionamientos que le tenían preparados los dirigentes del radicalismo sobre el rol del centenario partido en el gobierno nacional.
El lunes, a diferencia del anuncio de Marino, sí se había resuelto un encuentro entre los líderes de los cuatro sectores internos de la UCR pampeana. La ausencia del diputado provincial Martín Berhongaray, frustró el cónclave, del que además iban a participar Daniel Kroneberger, el propio Marino (estos dos como precandidatos a gobernador) y Francisco Torroba.
“Quedamos en que cuando Martín regresara a Santa Rosa, nos juntaríamos para hablar sobre el futuro partidario”, le dijo a LA ARENA uno de los protagonistas del encuentro no realizado.
¿Y qué suerte correrá Cambiemos en La Pampa? Una de las ideas sobre las que se trabaja, al menos algunos de los referentes internos, es revitalizar la alianza Propuesta Frepam, que en 2015 juntó en la provincia a macristas con radicales y socialistas.
No es un dato menor que ese frente pierda la denominación “Cambiemos”, que la vincula con Mauricio Macri. La intención de algunos radicales es que desdoblándose las elecciones (las provinciales de las nacionales), tal como entienden que hará el PJ, se verá favorecida la oposición local, que llegaría a un acuerdo programático local sin el lastre del gobierno nacional.
Hasta el momento son conjeturas, como también aparecen en torno a un hipotético apoyo de un alto dirigente del gobierno nacional (muy cercano a Macri) para que Marino sea el candidato a gobernador por la alianza, tal como se encargó de anticipar Pedro Pisandelli.