Inicio La Pampa "No tenía adónde ir"

«No tenía adónde ir»

TOMO UNA CASA Y PIDE AYUDA

Una mujer junto a sus tres pequeños hijos tomó en la noche del domingo una vivienda abandonada ubicada en el barrio Los Fresnos de Santa Rosa. «Me separé y no tengo otro lugar a donde ir, necesito que la Municipalidad o alguien venga y me ayude», le contó la mujer a este diario ayer lunes a la mañana, cuando se contactó con la redacción.
Según indicó Mónica, cuyo apellido eligió reservar, desde la noche del domingo permanece en una vivienda abandonada ubicada en la calle Corona Martínez al 700.
«Esta casa está vacía hace cinco años, incluso se ve como el pasto está altísimo no solo en el frente sino que también en el patio, y nosotros no rompimos nada para ingresar, estaba abierto», explicó a LA ARENA.
Junto a dos vecinos que la asisten, Mónica ocupa la casa junto a sus tres hijos: una bebé de un año, un varón de seis y una nena de 9 años, para quienes necesita conseguir alimentos debido a que se encuentra en una difícil situación socio económica y no tiene con qué comprárselos.

Denuncia.
En tanto, el dueño de la propiedad usurpada presentó una denuncia policial tras enterarse de la situación, por lo que en la tarde del lunes una patrulla de la fuerza de seguridad se dirigió al lugar a realizar una inspección de la situación. «Vinieron, sacaron fotos y se fueron. Quedaron en llamarme y nada más, así que estoy esperando», añadió.
Finalmente, la mujer fue consultada respecto de si piensa quedarse en la vivienda pese a la negativa del propietario, que ya la denunció. «No me quedó otra que venir acá, me voy a quedar hasta que me den una ayuda, un lugar al que pueda ir con los nenes, necesito una solución», completó.