Inicio La Pampa "No tiramos manteca al techo", asegura Tavella

«No tiramos manteca al techo», asegura Tavella

TITULAR DEL ISS DESTACA QUE EL SEMPRE "ESTA BIEN"

El presidente del Instituto de Seguridad Social (ISS) de La Pampa, Miguel Tavella, aseguró que la obra social estatal -Sempre- «esta bien» financieramente aunque admitió que «no tiramos manteca al techo» ya que «hay una administración bastante austera y rígida». Además, alertó por el fuerte aumento de los medicamentos que se registraron en estos cinco meses subieron un 36% y solicitó que Nación «meta mano» y «controle los precios».
El titular del ISS pampeano participó de la 5º Junta Ejecutiva ampliada del Consejo de Obras y Servicios Sociales provinciales de la República Argentina (Cosspra), organismo que nuclea a las 24 obras sociales provinciales del país, que tuvo lugar en la ciudad de Santa Rosa.
Con la participación de 17 obras sociales provinciales se llevó adelante, La Pampa fue sede de la actividad en virtud de su aniversario número 50. En esa ocasión, el eje temático fue la reciprocidad afiliatoria, es decir la cobertura de los afiliados fuera de su provincia de origen. Aunque también se abordaron temas recurrentes a los nuevos convenios adoptados por las obras sociales provinciales, la cancelación de deudas o compensación y la intervención de Cosspra como regulador.
La apertura del cónclave estuvo a cargo del presidente de Cosspra, Martín Baccaro, el ministro de Salud de La Pampa, Mario Kohan, el presidente del ISS, Miguel Tavella y el gerente de SEMPRE, José Giaccobe. Tuvo lugar en la sala de conferencias del Hotel Mercure, de la capital pampeana.

Reciprocidad y precios.
El presidente del ISS, Miguel Tavella, especificó que el acento estuvo puesto en el tratamiento de los afiliados por parte de cada una de las obras sociales provinciales. «Por ejemplo, si un afiliado nuestro va a Mendoza queremos aceitar el tratamiento y las prestaciones y lo mismo si La Pampa recibe a un afiliado de otra provincia con obra social provincial», explicó funcionario, quien indicó: «Queremos que todos los afiliados tengan respuesta rápida, en todos los lugares del país».
Sobre la judicialización de coberturas negadas a los afiliados, Tavella señaló que «es muy preocupante» porque «a veces ellos fallan sin saber de los peritos con los que contamos, que pueden ser convocados por la Justicia». «Preocupa en todo el país la judicialización de las coberturas. Tenemos bastantes problemas con el tema de discapacidad. Nosotros tenemos un programa bastante amplio, pero siempre aparece alguna cosa que no satisface al afiliado. En general nosotros tratamos de no llegar a la vía judicial, pero hay veces que es inevitable», manifestó.
Acerca del precio de los medicamentos sostuvo que aumentaron en los primeros cincos meses del año en un 36%, «lo que no dicen es que bajaron las bonificaciones de los laboratorios, que esto es otro tipo de aumento en el bolsillo de los ciudadanos». «Nosotros estamos bastante bien con el vademécum farmacológico, pero la solución sería que el Estado Nacional meta mano en el asunto y controle los precios», consideró.
Finalmente, Tavella arrojó precisiones sobre la situación actual de la obra social «el Sempre está bien, no tiramos manteca al techo. Tenemos un equipo de gente muy austero que cuida la obra social, sin que eso signifique negarle cosas a los afiliados. Se cuida todo lo que se puede, no se niegan prestaciones». «Hay una administración bastante austera y rígida pero estamos bien», definió el titular del ISS.

«El sistema fracasó».
El presidente de Cosspra, Martín Baccaro, fue determinante a la hora de calificar el sistema de salud nacional considerando que «el sistema de salud nacional fracasó». «Tenemos un sistema fracasado. Tenemos que construir un sistema de salud desde las provincias. Las provincias tienen que garantizar su regulación y dejar que Nación solo resuelva las cosas de alto costo», resaltó.
En ese sentido, se refirió a la implementación del CUS: «Hoy el Gobierno nacional impulsa el CUS, que es repartir carnet a los ciudadanos. Esto en las provincias ya lo venimos haciendo. A la gente se le cobra diferencias, se le cobra plus, el CUS no soluciona esto. Yo creo que el CUS es una respuesta de laboratorio, si se quiere intelectual, que desconoce la realidad diversa de cada provincia», consideró.