Inicio La Pampa Víctor Heredia en RADIO NOTICIAS: "No todos la pasan bien"

Víctor Heredia en RADIO NOTICIAS: «No todos la pasan bien»

VICTOR HEREDIA ANALIZO LA SITUACION DE LA PANDEMIA

El cantautor argentino Víctor Heredia aseguró que la pandemia del coronavirus resaltó las «desigualdades» y las «inequidades» que existen hoy en la sociedad no solo argentina, sino en el mundo. «Lamentablemente, los lugares de mayor contagio son las villas de emergencia, en los barrios más populares. Esto habla también del hacinamiento en que viven estas familias», criticó el artista.
En diálogo con Radio Noticias, el reconocido músico habló sobre cómo está sobrellevando la cuarentena obligatoria y analizó las consecuencias que esta está generando en la sociedad. «No todos las deben estar pasando bien», se lamentó Heredia, quien afirmó que esta crisis sanitaria destapó la «gran desigualdad» que hay en la sociedad.
«Yo la estoy llevando liviana, estoy desde el inicio con parte de mi familia, con mi mujer y mi hijo menor. Estamos en casa, tenemos un jardincito, una posibilidad que quizás no tengan otros. Sin embargo, te digo no es sencillo. Así que más allá de esto, los que no tienen esta posibilidad no la deben estar pasando bien», opinó el artista.
«Entonces cuando me piden, que suelte mensaje de ‘quédate en casa’, pienso en ellos y me duele mucho. Esto nos está hablando también de la inequidad de nuestra sociedad. La desigualdad hoy se nota. Lamentablemente, los lugares de mayor contagio son las villas de emergencia, en los barrios más populares. Esto habla también del hacinamiento en que viven estas familias», completó.

¿Y la guitarra?
Consultado sobre si el confinamiento obligatorio le dio tiempo e inspiración para componer y escribir nuevas canciones, el cantautor admitió que está «más cerca de la caja de herramientas que de la guitarra». No obstante, el artista no se desentendió de la música y estuvo presente en las redes sociales a través de «vivos» y videos.
«Hice algunos y me parece extraordinario. Es una posibilidad que tenemos los músicos para mostrarnos durante esta etapa de oscurantismo, porque fuimos los primeros en salir del ruedo y seguramente seamos los últimos en volver», señaló, a la vez que aclaró que aprovecha mucho el «tiempo libre» para «arreglar cosas de la casa».
«En las casas siempre hay algo para hacer y el tiempo que disponía antes no me lo permitía. Y a mi me gusta un poco esto de arreglar, así que ahora que tengo el tiempo, lo uso como excusa para entretenerme y arreglar cosas. Me divierto bastante. Arreglé picaportes, algunas ventanas, caños que perdían agua», precisó.
«También me las ingenié para arreglar algunos aparatos, como una vieja vitrola que me llevó casi cuatro días para que vuelva a funcionar. Y conseguí una púa para mi bandeja giratoria de discos, porque tengo la costumbre vieja de escuchar los discos de vinilos», agregó Heredia.

La profesión.
Con una larga trayectoria detrás, el artista argentino admitió que «hay momentos» en lo que «uno reniega» de la profesión, ya que «los tiempos artísticos» no le permiten disfrutar «ciertas cosas» como la vida en familia. Sin embargo, reconoció: «No me arrepiento de esto que soy».
«Hay momentos en los que de verdad, no es que uno se cansa de uno mismo porque sería injusto, pero sí uno reniega del poco tiempo que quedan en algunas situaciones, que uno necesitaría todo ese tiempo para disfrutarla más», explicó en ese sentido Heredia.
Y reflexionó: «Por ejemplo, los cumpleaños de los chicos, los nacimientos, los amigos, algunas necesidades que tienen que ver con las vacaciones familiares, que los tiempos artísticos te lo acortan. En ese momento, renegás de tu profesión pero nunca voy a renegar de esto que soy, porque es lo que me dio a mi la felicidad y la posibilidad de abrazar a la gente. De tener un pequeño lugar en el oído de los argentinos».
Sobre el cariño de la gente, y el constante reconocimiento que le hacen a su carrera, Heredia reconoció que la «mejor distinción, la más hermosa, la más entrañable, es el afecto de la gente. Un reconocimiento por una tarea que fue sencilla porque acompañé, desde el corazón y desde el alma, de lo que yo sentía».