Inicio La Pampa Normalizan el servicio del Acueducto

Normalizan el servicio del Acueducto

MECCA ASEGURA QUE LA FALTA DE AGUA NO SE HUBIERA SENTIDO CON EL ACUIFERO DEL VALLE EN OPERACIONES

En el cierre de una semana que estuvo atravesada por fuertes calores, falta de electricidad y una abismal tormenta, el Acueducto Río Colorado sufrió tres desperfectos que dejaron a Santa Rosa, Toay y varias ciudades sin agua por más de dos días. Sin embargo, el presidente de Aguas del Colorado, Juan Mecca, dijo que desde las 7.30 de ayer ya se encuentra operativo y aseguró que la falta de agua no se hubiera sentido con el Acuífero del Valle operativo.
En declaraciones a LA ARENA, el presidente de la Sapem Aguas del Colorado (ADC), resumió cuales fueron los desperfectos y las reparaciones que los operarios de la empresa debieron realizar en los últimos días para volver a poner en funcionamiento la red.
«A veces tenemos desajustes de juntas que son cuestiones rápidas de resolver con unos tambores de presión, y eso es lo que sucedió en la primera reparación de la semana. Después, en virtud de que estamos incorporando nuevas tecnologías a los tableros de la sala de control, a veces hay diferencia de frecuencias con el sistema tradicional, por lo que mandábamos la orden a la bomba y se paraba automáticamente por el sistema de protección», explicó.
Según el funcionario, hasta ese desperfecto el faltante de agua no se sintió en Santa Rosa debido a que entraron en funcionamiento los depósitos de reserva, que lograron suministrar el servicio a las viviendas por varias horas. Sin embargo, el problema fue cuando después de esas reparaciones «tuvimos una rotura del acueducto ocasionada con los cortes de energía, que provocan golpes de aire que sacuden y a veces rompen la cañería al generar una sobrepresión para la que no está preparada». Para ese momento, las reservas ya se habían agotado.

Reparado.

De acuerdo a las declaraciones de Mecca, desde las 7.30 de ayer el acueducto se encuentra operativo y para las 11 la entrega, que debe ser gradual, ya estaba normalizada en Santa Rosa. Desde ese momento entró en juego la Municipalidad de Santa Rosa para nivelar la red de la ciudad.
«Por gravedad el agua se va a la zona más baja y si no habilitan las válvulas repartidoras siempre va a tener agua la gente que vive en las zonas bajas, algo que pasa cuando se deprime mucho la red, como en este caso. Pero una vez que esté nivelada y se levante la presión las zonas más altas empezarán a tener agua», indicó al tiempo que precisó que durante la madrugada de hoy las viviendas de la ciudad ya tendrían que tener suministro normal del recurso.

«Nos hubiera salvado».

Tras explicar la seguidilla de problemas y desperfectos que causaron que los santarroseños y santarroseñas estén sin agua por más de dos días consecutivos, Mecca fue consultado respecto de cómo se hubiera evitado el faltante durante una eventual salida de servicio del Acueducto Río Colorado.
En ese aspecto, el titular de ADC aseguró: «La explotación en Padre Buodo del Acuífero del Valle, que tuvo mucha oposición por parte de la gente de General Acha, que se apropió de un recurso que es de la provincia, nos hubiera salvado la situación sin perjudicar a nadie, porque la realidad es que con tres días de suministro a la ciudad no vamos a definir un acuífero».

Problema de fondo.

Finalmente, Mecca consideró que el problema de fondo que tienen las roturas del acueducto y los faltantes de agua potable que son un clásico de cada verano en la capital provincial, Toay y otras localidades, radica en que fue pensado para funcionar de manera complementaria al resto de los sistemas y no principal, como lo hace en la actualidad.
«La provisión del acueducto Anguil-Santa Rosa está a mitad de capacidad y el del Río Colorado, que se construyó de manera complementaria, no puede salir nunca de servicio porque trabaja como fundamental y no como complementario. Cuando hay una obra de ingeniería se toman determinados coeficientes de seguridad para que la obra falle o no de acuerdo a la funcionalidad que va a tener y a la importancia de la obra», sostuvo y agregó: «En este caso es una obra importante, pero una cosa es que sea fundamental y otra que sea complementaria».
Por eso, en el cierre de la entrevista con este diario Mecca volvió a insistir con la necesidad de que se habilite la provisión de agua del Acuífero del Valle, se incrementen los tanques de reserva y que se aumente la capacidad del acueducto Anguil- Santa Rosa. «Estamos haciendo un trabajo conjunto con la Municipalidad de Santa Rosa para mejorarlo porque no está en la capacidad que tiene que tener pero bueno, tuvimos cuatro años en los que no se hicieron mejoras», completó.