Inicio La Pampa Normalizarán el Club San Martín

Normalizarán el Club San Martín

Una acertada decisión política del Gobierno provincial -fundamentada en hechos irrefutables-, llevó a que se resuelva avanzar con la constitución de una comisión normalizadora en el Club General San Martín.
Después de varios meses de que ex socios, ex deportistas y vecinos reclamaran que la entidad de la Villa vuelva «a manos de la gente», la Dirección de Personas Jurídicas -que depende del Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos- resolvió reconocer a la comisión normalizadora que se viene proponiendo desde aquel grupo.
No era la primera vez que se producía ese reclamo -hubo intentos años atrás para que San Martín se abriera a la gente, con resultado negativo de quienes detentaban la dirigencia-, y se puede afirmar que quienes tenían que tomar la decisión de intervenir en la cuestión hicieron oídos sordos.
La conformación de «La ’89», una agrupación que se puso a la cabeza de la petición, culminó con la inobjetable decisión gubernamental.

La resolución.
Ayer mismo fueron notificadas las partes de la resolución de Personas Jurídicas, y a partir de ahora los integrantes de la nueva comisión dispondrán de 90 días para normalizar a la institución. La primera acción será definir la distribución de los cargos de las personas que ocuparán la presidencia, secretaría, tesorería y dos vocalías.
El escrito del organismo oficial también intima a la comisión saliente a entregar los libros obligatorios de la institución, en un plazo de cinco días hábiles a partir de la notificación. Se trata del libro de Actas, el de Inventario y Balances, el de Socios y el de Caja.
La resolución cuenta con un anexo en el que se detallan procedimientos y plazos que la comisión normalizadora deberá cumplimentar dentro de los 90 días asignados.
Este documento indica que se deberá iniciar un procedimiento de reempadronamiento de asociados, inventario de bienes y deudas, para luego convocar a una Asamblea General Ordinaria que deberá aprobar lo actuado por la comisión normalizadora y la elección de nuevas autoridades.

Palabra de Rubano.
Guillermo Rubano, titular de Personas Jurídicas, confirmó la resolución. «Desde el Gobierno Provincial fomentamos el asociativismo como un camino para llegar más y mejor a la población pampeana. Los clubes son una de estas formas y deben cumplir acabadamente con el fin social para el que fueron constituidos», manifestó.
Y agregó: «El Club General San Martín de Santa Rosa, cuenta con una historia importante, no solo de logros deportivos, sino también por estar ubicado en una de las barriadas más tradicionales de la ciudad».

«No se cumplían objetivos».
Explicó el funcionario que después de «un arduo análisis de los antecedentes registrales de la institución, en base a las presentaciones efectuadas por los vecinos y las constataciones y verificaciones por los distintos organismos públicos intervinientes, determinamos la necesidad de que se normalice la vida institucional del club. Se detectó que no se estaban cumplimentando los objetivos sociales, culturales y deportivos que deberían lograrse».
Concluyó expresando que «por eso se resolvió constituir esta comisión, aspirando a que en el plazo dispuesto se logre un resultado que beneficie a todos, recuperando una institución histórica de la ciudad».

Un club apagado.
Cabe señalar que San Martín, desde hace años, tenía como presidenta a Graciela Beatriz Loyola, quien estuvo acompañada por una dirigencia constituida mayormente por familiares y amigos. Con el paso del tiempo la entidad fue perdiendo actividades y sus instalaciones -el gimnasio ubicado en Alberdi y Dante Alighieri y el predio de la ex Quinta de las Monjas (Las Malvinas)- se fueron deteriorando lentamente. A la par de ese detrimento la vida institucional y deportiva se fue apagando, y La Villa dejó de ser protagonista en distintas disciplinas que la habían caracterizado durante décadas -fútbol, básquet y boxeo eran algunas-; y por otra parte cabe agregar que hoy en día carece de toda actividad social.
Los que pintan canas saben -por ejemplo- que los bailes de «La Villa» marcaron toda una época en la ciudad, con presencias multitudinarias de público. Todo eso se perdió, y el club dejó de cumplir la función social para la que la habían pensado sus fundadores, allá en los inicios en 1951.

Deterioro institucional.
Desde hace décadas la dirigencia que estuvo hasta ahora le cerró el paso a la posibilidad que nuevos socios se sumaran, y de a poco la actividad fue siendo cada vez menor. El deterioro de las instalaciones resulta hoy muy evidente, y demandará mucho esfuerzo ponerlas en condiciones.
Un motivo más para apurar la normalización tuvo que ver con que el club se desprendió de parte de sus instalaciones en la ex Quinta de las Monjas: 2,8 hectáreas del predio le fueron vendidas al empresario Carlos Elorza por un valor significativamente menor que lo que marca el mercado inmobiliario.

“En el marco de la ley”
Desde el Gobierno provincial destacaron la decisión que se adoptó con respecto al Club San Martín y la participación de los socios que decidieron involucrarse.
Fuentes de Casa de Gobierno consultadas por este diario explicaron que por decisión del gobernador Sergio Ziliotto el Ejecutivo decidió intervenir y “buscar todas las alternativas. Se actuó dentro del marco de la ley”.
De todas maneras, aclararon que se llegó a este resultado gracias a que hubo “un movimiento importante de socios decididos a involucrarse y a su vez a hacer las presentaciones que se les pidió que hicieran ante Personas Jurídicas”.
En esa línea, remarcaron que “hay que respetar que son instituciones privadas que son de los socios, y por inercia de los socios pasó todo lo que ha pasado”. Según las fuentes consultadas, lo importante es “haber actuado a tiempo” y contar con “una institución más para Santa Rosa, para el deporte y para la contención”.
Finalmente, enfatizaron en la importancia que tuvo “la intención y la participación de los vecinos. En la misma comisión normalizadora que se va a armar están representados todos los que estaban trabajando y pidiendo recuperar el club”.

«El acompañamiento es emocionante»
«En estas pocas horas, desde que recibimos la cédula de notificación de Personas Jurídicas, no paramos de recibir el ofrecimiento de muchísima gente que nos dice que quiere estar, participar. Hay albañiles, pintores, electricistas que nos están diciendo que están para levantar el club. Y eso realmente emociona», explica Sandro Clérici.
Es un hombre joven que integra la agrupación «La ’89», y que supo ser jugador de fútbol de General San Martín. Ayer no pudo ocultar su turbación ante la posibilidad concreta de acceder, como parte de la comisión normalizadora, al club del que es simpatizante «desde siempre».
En el programa «La Parte y el Todo» que se emite por CPEtv, Clérici señaló que «cómo no vamos a emocionarnos, si vemos que tenemos un gran acompañamiento de la gente», a la vez que expresó «agradecimiento al apoyo mediático que recibimos, sobre todo del diario LA ARENA y de Radio Noticias. Eso hizo posible que podamos estar recuperando el club», completó.

«Tuvimos gran apoyo».
«¿Qué nos pasó cuando recibimos la cédula de notificación? Un poco de todo: alegría, emoción expresada por hinchas, ex jugadores y vecinos que se manifiestan a través de nuestras cuentas de facebook e instagram diciendo que quieren ser parte de esto», agregó Clérici.
Narró que «esta movida surgió hace algunos meses, pero viene de años, con otra gente que intentó en su momento y lamentablemente no pudo. Pero tuvimos un enorme apoyo y estamos muy agradecidos… es verdad que le pusimos mucha garra, que fuimos generando cosas y tratando que sea visible lo que pasaba en el club, y resultaba evidente que la gente quería que se recupere», indicó.

Lo que viene.
Razonó no obstante que la venta de parte de los terrenos de la ex Quinta de las Monjas «nos tocó muy fuerte. Pero estamos encaminados, y tenemos planes tanto en lo social como en lo deportivo: queremos que las instalaciones se llenen de chicos, de mucha gente. Primero tenemos que levantar desde lo edilicio» porque la quinta está muy estropeada. «En el predio hay una hermosa pileta, vestuarios muy lindos con forma de barco, un albergue espectacular, el quincho… La verdad que lo vemos de afuera, pero luce muy abandonado y sabemos que hay muchas cosas por hacer», explicó.
Eso incluye «talar árboles que ponen en riesgo las casas que están en la parte de atrás, y además arreglar todo el tejido perimetral», apuntó.
Con respecto a la sede central, dijo que hoy está ocupada por canchas de fútbol 5 adentro y afuera, concesionadas, y hay una parte con una escuela de boxeo que no pertenece al club. «La sede está cerrada, el primer piso también, y habrá que trabajar también en eso», amplió.

Con los nuevos barrios.
Entre los deportes que podrían sumarse en un futuro -cuando las instalaciones estén mejor- mencionó el básquet, voley y deportes de gimnasio en general. «Está ubicado en pleno centro» y a mano para los vecinos. Indicó que en el predio -ubicado en Avenida Palacios- «se puede hacer fútbol infantil y también hockey, apuntando a los nuevos barrios «de casas sociales que están cerca».
Clérici señaló que desde lo institucional lo que cabe es distribuir los cargos directivos -que serán temporarios-, «y a partir de ahí encaminar todo para que se asocie nuevamente a la gente; y que luego se pueda llamar a elecciones y que el club vuelva a ser de la gente. Que quien quiera participar lo haga», arengó.
Cabe señalar que quienes integren la comisión normalizadora durante los próximos 90 días, cuando llegue el momento de la elección de autoridades definitivas no podrán participar en ninguna lista. «Pero por supuesto vamos a estar acompañando como corresponde a quienes les toque asumir», se comprometió Clérici.