“Nos enteramos por los diarios las decisiones del gobierno”

ALONSO EN NUEVO CONSEJO FEDERAL DE MINISTROS

La provincia de La Pampa, junto a otros nueve distritos del país, avanza en la creación de un Consejo Federal de Ministros de Desarrollo Social, una iniciativa que surgió “ante la falta de diálogo y encuentros” con esa área a nivel nacional.
La ministra Fernanda Alonso formó parte durante la semana de una reunión autoconvocada por los titulares de esa cartera de diez provincias argentinas junto a legisladores nacionales. La intención es “institucionalizar” el espacio y por eso distintos legisladores presentarán un proyecto de Ley en el Congreso.
“Nos enteramos por los diarios cada decisión del Gobierno nacional que involucra programas y planes nacionales, entonces la intención es generar un espacio de trabajo conjunto; en el proyecto de ley están las finalidades del mismo, y tiene que ver con articular trabajo en territorio. Los gobiernos provinciales no son tenidos en cuenta en las decisiones nacionales aunque sí lo hacen, en forma directa, con organizaciones civiles que están en el territorio y que trabajan con nosotros. Lo que pedimos es ser parte de esto, hoy no estamos siendo tenidos en cuenta”, afirmó Alonso.
La funcionaria comentó que se trabaja “desde hace tiempo en la necesidad” de un espacio común de trabajo conjunto y federal. “Cada provincia tiene su realidad social para plantear y también cuestiones comunes que tenemos para con el gobierno nacional; se está obviando un espacio que no ha sido convocado durante todo este tiempo, más que en dos oportunidades”.
Alonso agregó: “Lo que proponemos es institucionalizar este espacio, pues tenemos la posibilidad de contar con la apertura de los legisladores nacionales, a quienes solicitamos presenten un proyecto de ley donde se cree la institución del Consejo Federal de Ministros de Desarrollo Social, como un ámbito al que podamos acudir a plantear nuestras necesidades y también se puedan delinear las políticas públicas en materia social”.
Luego del encuentro, los diputados que componen el interbloque de Argentina Federal presentaron el proyecto de ley en el Congreso, según informó prensa del gobierno.

Emergencia Social.
La iniciativa también abarca la modificación de la Ley de Emergencia Social, “que va encadenado con la creación del Consejo Federal de Ministros; el Consejo estaría conformado por los ministros de Desarrollo Social de las 24 provincias sentados con la ministra de Desarrollo Social de la Nación; y propone que pueda elegir representantes para que formen parte de la Mesa actual que genera la Ley de Emergencia Social, que tiene asignados $30.000 millones para ejecutar en cinco años y hoy no podemos acceder a nada de lo que propone y distribuye en manera de recursos la Mesa”, destacó Alonso.
La Ley de Emergencia Social se traduce en programas relacionados a un salario social complementario y otros con entrenamiento laboral y percepción de un estímulo económico como contraparte por parte del Estado.
“Esto tiene que ver con una población desocupada, o subocupada, que no está accediendo como debería al mercado laboral, en ese sentido es que el Estado propone estas alternativas. La verdad es que la administración de todos esos programas, en las provincias, las hacen las organizaciones sociales que nuclean a esta población y después vienen a los gobiernos provinciales a solicitarnos la logística necesaria para implementar el espacio de contraprestación”, dijo la ministra.

Educación.
Uno de los anuncios fue el “Hacemos Futuro”, que permite a la gente recibir esta paga a cambio de que termine sus estudios (primarios, secundarios o formación profesional), y “es un tema que tiene que absorber el Ministerio de Educación de la provincia”.
Ante esta situación, muchas provincias se vieron afectadas en forma directa, pero no fue el caso de La Pampa. “La gente iba a solicitar a los ámbitos educativos la inscripción, no había más cupo y a su vez gente que contraprestaba en ámbitos públicos, de un día para otro le dijeron vuelva a su casa, fórmese y deje de trabajar. Son decisiones que se toman a nivel central, en un gobierno que dice ser federal”, indicó la ministra.
“No pedimos más que lo que el Gobierno nacional pregona. El Presidente apunta puntualmente a bajar el déficit fiscal y obviamente con una concepción de lo social como gasto y no como inversión y eso es lo que nos diferencia; ninguneando prácticamente a todos los gobiernos provinciales, sean del perfil político que sean provocando que nos superpongamos en el territorio, llegando a gente que quizá no tenga que acceder, o quede afuera gente que debería tener la cobertura”.