“Nos están llevando al abismo del 2001”

DESPROTECCION INDUSTRIAL

El diputado del Frente Pampeano para la Victoria, Eduardo Tindiglia, responsabilizó al gobierno nacional por los despidos de trabajadores en Alpargatas. El legislador consideró que estas cesantías “son una consecuencia directa de la política de desprotección de la industria nacional, especialmente de las pequeñas y medianas empresas, de la reactivación de la vieja bicicleta financiera con la vuelta a mendigar créditos usureros por parte del FMI y de la dolarización del consumo cautivo de las tarifas”.
“El gobierno de Macri está llevando a nuestra patria al abismo del año 2001, con el único objetivo de enriquecerse a sí mismo y a sus Ceos, mientras nuestros compatriotas pierden sus medios de subsistencia, él y sus ministros multiplican sus millones de dólares en el exterior, y encima se burlan de todos, justificando esos robos, diciendo que lo hacen para bajar la pobreza”, añadió.
Por su parte, las militantes del mismo espacio político Gabriela Bonavitta y Silvana Montecino, junto al dirigente barrial Juan Lima, exigieron que la Municipalidad de Santa Rosa y el gobierno provincial “se hagan cargo de la situación e implementen planes conjuntos de emergencia para auxiliar a las 73 familias nuevas que pasaron a la pobreza”. Expresaron que “el trabajo no es un costo laboral como lo entiende el macrismo, es un derecho y es el medio de integración social de familias enteras, gracias al cual pueden acceder a alimentación, educación y salud, y elaborar un mínimo proyecto de vida”. Por esta situación, reclamaron “que la provincia y los municipios más importantes declaren la emergencia social y laboral en todo el territorio”.