Inicio La Pampa "Nos llevamos muchas respuestas favorables"

«Nos llevamos muchas respuestas favorables»

MOVIMIENTOS SOCIALES CON ARROYO

Walter Brandimarte de la Corriente Clasista y Combativa, señaló que la reunión con Daniel Arroyo fue muy positiva, y que los beneficiarios de planes sociales están esperanzados con la posibilidad de conseguir trabajo.
Referentes de movimientos sociales locales se reunieron con el gobernador Sergio Ziliotto, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, su par provincial, Diego Alvarez y el presidente del Inaes, Mario Cafiero.
Walter Brandimarte, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), dijo que «teníamos algunas inquietudes respecto a la adhesión de los municipios y la provincia, a los programas nacionales».
«Se habían planteado hace algunas semanas, cuando Arroyo presentó el ‘Programa Pintando Escuelas’, que es una inserción laboral de los planes sociales y es algo que pedimos desde hace mucho. Cuando lo consultamos acá con Diego Alvarez nos dijo que acá no es necesario porque los colegios provinciales están bien, y como ‘plan b’ le ofrecimos llevarlo a cabo en entidades de bien público, como clubes sociales, centros de jubilados, o comisiones vecinales. Creemos que se dejaba de lado la posibilidad a los compañeros de tener un sueldito más».
Respecto de estos planes, Brandimarte explicó que «la modalidad es que el gobierno nacional les brinda a los compañeros, que reciben el Salario Social Complementario de 8.500 pesos, una suma igual por la prestación del servicio. Los gobiernos provinciales y municipales tendrían que proveer los insumos y herramientas, solamente. Nos parecía que perder esta oportunidad para los compañeros era una lástima, y llevamos estas inquietudes a la reunión. Nos llevamos muchas respuestas favorables».

Situación grave.
«Coincidimos en un diagnóstico de situación social muy grave dejado por el macrismo, como así también el desguace de las reparticipaciones nacionales. Arroyo y Cafiero nos reconocieron el protagonismo que hemos tenido en la lucha contra la política de Cambiemos y el PRO, y también con la contención de un sector muy vulnerable. En la CCC tenemos más de 50 proyectos productivos, todos realizados a pulmón. Los compañeros tratan de sobrellevar la crisis, rebuscándosela para poder llevar la comida a la mesa», dijo el referente.
«Nosotros nos encargamos en este tiempo de capacitar a los compañeros. Tenemos una cooperativa que puede realizar obras de construcción, compañeras capacitadas para la industria textil. Las compañeras que se encargan en género en este último tiempo se han capacitado y han logrado una red de lo que se llama la ruta crítica. Brindan apoyo a compañeras que han sufrido violencia, se han ido del hogar y no saben qué hacer con sus hijos, y están capacitadas. Los compañeros se han estado preparando, y lo que necesitan es una oportunidad. Se necesita seguir capacitando, pero sobre todo se necesitan oportunidades y herramientas».

Desmitificar prejuicios.
Brandimarte dijo que «la mejor forma de desmitificar los prejuicios contra la gente que tiene un plan es dándole la posibilidad de trabajar. Si bien todos los salarios vinculados a la CCC están relacionados a un proyecto productivo, cumplen con su horario y días de trabajo, durante el macrismo tuvimos muchísimas inspecciones. Falta visibilidad, porque no tenemos un mercado».
«La posibilidad de generar ferias populares con mercadería que produce la economía popular sería importantísima como vidriera para los compañeros. La expectativa es positiva, porque el ministro nos garantizó que en el corto plazo se iban a implementar. Nos pidió que fomentemos estas ferias populares, y que también invitemos a pequeños productores, que sin estar en la organización quieren ser parte, porque también es una forma de que los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar puedan comprar a precios populares», añadió el dirigente.
«Los demás proyectos nacionales que implicarían un nuevo ingreso también se van a poner en marcha pronto, pero sabemos que no va a salir nada antes de que se trate la ley de presupuesto nueva. Está todo atado a eso, ayer coincidíamos con el ministro Arroyo en ese diagnóstico. El presupuesto actual no es el que él quisiera, porque todo necesita mucho respaldo económico. Los compañeros están con esperanza en estas posibilidades, pero también en que se reactive su economía personal, que haya trabajo digno para todos», concluyó.