La muerte de un bebé que sus padres creían robado

GENERAL PICO: CONFIRMAN LA IDENTIDAD DE UN BEBE FALLECIDO EN 1977

En 1977 una mujer dio a luz a un bebé que nació sin vida. Por diferentes hechos los padres sospecharon que le habían robado a su hijo y que lo habían vendido a una familia adoptiva. Recién el año pasado tuvieron respuestas de la Justicia, cuando determinó exhumar el cuerpo.
La Justicia piquense determinó la identidad de un bebé fallecido al nacer hace cuatro décadas, luego que la familia impulsara en la Fiscalía local una denuncia por el presunto robo de la criatura, tras algunos sucesos e irregularidades que los llenaron de dudas y sospechas durante todos estos años. La causa se acopló el año anterior a las que se llevan adelante por supuesta supresión de identidad que promueven un grupo de piquenses que fueron dados en adopción al nacer y que buscan a sus madres biológicas.
El caso ocurrió el 12 de octubre de 1977, cuando las autoridades médicas de un centro asistencial local le informaron a la familia Guerra que su primer hijo había nacido sin vida. Sin embargo, nunca le mostraron el cuerpo a la madre y la familia sospechó que el recién nacido podría haber sido robado y dado en adopción. Las sospechas surgieron en ocasión en la cual el padre del bebé, en una visita al cementerio tuvo un encuentro con el sepulturero, quien tras mover el cajoncito le dijo que el mismo estaba vacío. A raíz de eso y de otros indicios, la familia comenzó a sospechar que le habían sustraído a su hijo al nacer.
Pamela Guerra, hermana del bebé fallecido, tiempo atrás hizo la denuncia en Fiscalía y en diciembre pasado se ordenó hacer la exhumación del cuerpo, la cual se concretó en el mes de febrero de este año y fue dirigida por el juez de control, Diego Ambrogetti.
En el Cementerio Municipal se hicieron algunas extracciones para establecer el perfil genético que luego fue cotejado con el ADN de la familia Guerra. Días atrás la familia fue informada de los resultado que indicaron que los patrones genéticos tienen una coincidencia del 99,9 por ciento, lo cual implica que cuerpo exhumado es el del bebé fallecido al nacer hace cuatro décadas.

Búsqueda de la verdad.
Pamela Guerra, que durante todo este proceso fue patrocinada por los abogados locales Raúl Quiroga y Mariano Sánchez, le confirmó los resultados de la exhumación a LA ARENA, y destacó que esta confirmación le trae un gran alivio a toda la familia.
“Nos llevó 40 años conocer la verdad. Lo único que queríamos era saber la verdad, no queríamos hacer juicios ni nada de eso. Como la Justicia es tan lenta es que salimos a difundir el caso para que nos den un poco más de atención y gracias a ello se ocuparon y aprobaron la exhumación, que fue lo primero que había pedido cuando fui a presentar la denuncia”, dijo la mujer.
“Me hicieron una extracción de sangre a mí y a mis padres, y en menos de 40 días estuvieron los resultados, que dieron que en un 99,9 por ciento, es hijo de mis padres. Es un alivio muy grande, más que nada para mis padres que estuvieron con esa duda durante tantos años y hoy están un poco más aliviados. Mi papá, que vivió todo el proceso, lo va entendiendo de a poco”, agregó.
Con esta confirmación de la Justicia, que acabó con todas las dudas y angustias que tenía la familia, la mujer consideró que da por cerrado su caso. “De más está decir que hoy cierro mi caso. Al fin puedo decir que se hizo justicia”, señaló.
Además agradeció el acompañamiento que tuvo de parte del grupo “Busco Madre Biológica La Pampa”, impulsó una serie de denuncias por presunta supresión de identidad.
“Ya habían empezado mis hermanos queriendo saber la verdad y ningún abogado se quería meter. Estuvieron años intentando y el año pasado me encontré con Andrea Langoff y pude meterme en esa causa y gracias a ellos me pude meter y presentar el caso. Primero me había llegado un rechazo de la exhumación pero gracias a la presión mediática luego la autorizaron.
En el Cementerio está el cuerpito como un NN, pero ya voy a ir a hacerle una placa, que se la merece, porque Mauricio Guerra, tiene nombre y apellido”, finalizó.