Inicio La Pampa "Nosotros no queremos cobrar multas"

«Nosotros no queremos cobrar multas»

AVENIDA PERON UNIFICADA, RECIEN DENTRO DE 90 DIAS

El intendente de la localidad de Toay, Rodolfo Álvarez, reiteró que la ordenanza que unifica las velocidades en la avenida Perón, entrará en vigencia dentro de 90 días, contando a partir del momento en que se concrete su promulgación. En el ínterin, la comuna hará un fuerte trabajo informativo para imponer a los vecinos que usan la arteria de los cambios aprobados por el Concejo Deliberante de esa localidad. «No nos interesa cobrar multas», aclaró.

En una entrevista que mantuvo con Radio Noticias, el intendente Álvarez recordó que esa ciudad y Santa Rosa tenían diferentes criterios respecto a la circulación por la avenida que conecta los cascos urbanos, principalmente velocidad máxima y circulación dentro de las rotondas. «Ayer (por el jueves) el Concejo Deliberante luego de largo debate aprobó una ordenanza que establece las mismas velocidades máximas para ambas jurisdicciones y los mismos sentidos de circulación en las rotondas», precisó.

Esto se traduce en que «en tramos rectos (la velocidad debe ser) 60 kilómetros por hora, y en tramos sinuosos, de curvas o rotondas, 40 kilómetros», mientras que en las rotondas «tiene prioridad de paso el vehículo que circula por la rotonda».
Hasta el momento y por tres meses más, la velocidad máxima permitida en el tramo toayense de la avenida Perón es de 70 kilómetros por hora y no hay una definición sobre quién tiene prioridad de paso en una rotonda, si el vehículo que circula por ella o el que quiere ingresar.

-¿Esto a partir de cuándo?
-Hay dos pasos, la promulgación y la reglamentación. Les había pedido a los concejales que el Ejecutivo tenga una ventana de tiempo suficiente para hacer el debido proceso de socialización de la nueva normativa. Por un tiempo vamos a estar concientizando a los conductores de las nuevas pautas, con el ánimo de no producir situaciones incómodas para los conductores ni para los contribuyentes y vecinos de nuestra localidad ni de Santa Rosa, en el sentido de que nosotros no queremos cobrar multas, sino que se cumpla la normativa.

«Por eso consideramos que los procesos de socialización son los más adecuados para esto», sostuvo Álvarez. El artículo tercero de la ordenanza sancionada el jueves otorga 90 días al Departamento Ejecutivo municipal para poner en práctica los cambios. Esto significa que la nueva velocidad máxima recién empezará a regir el año que viene, contando ese lapso a partir de la promulgación que deberá concretar Álvarez en su rol de intendente.

«Hay que informar al conductor de la nueva normativa. La iconografía (para la cartelería) tiene que ser clara, inconfundible, tiene que tener algunas características, que cuando el conductor lo ve a la velocidad del tránsito, tiene que percibir con claridad las pautas de ese lugar», añadió el jefe comunal toayense.

«Cuando quede promulgada la ordenanza vamos a activar los procedimientos para producir todo lo necesario para su implementación», reiteró finalmente.

Circulación y Covid

El intendente Rodolfo Álvarez señaló que la ciudad de Toay tenía hasta el jueves 27 casos activos de personas con Covid-19. «Si bien es un número elevado y que no llegó al récord que tuvimos en algún momento de 32 casos, pero es algo que venimos monitoreando en forma permanente, obviamente con el servicio de Epidemiología del gobierno de La Pampa».

Con la aparición de los primeros casos, Toay llevó adelante una actividad de búsqueda activa del virus que consistió en cinco etapas, lo que permitió «identificar cuáles eran los focos que teníamos en ese momento».

En la actualidad «la curva epidemiológica se encuentra aplanada» pero ello no implica «que dejemos las cosas de lado o nos olvidemos de esto, sino todo lo contrario», advirtió. «Tenemos que estar muy atentos, porque el virus tiene un comportamiento que cuando te descuidás, es cuando más avanza».

Este nivel de alerta se debe multiplicar en estos días en que Santa Rosa volvió a la fase 2 por 10 días, ya que las dos ciudades tienen una dinámica muy cercana. «Según una de las últimas estadísticas de las que tengo conocimiento, la Dirección Provincial de Vialidad evaluó que por la avenida Perón circulan más de 8.000 vehículos en cada sentido, o sea más de 15.000 vehículos por día que van y vienen. Eso nos da una magnitud de la circulación» entre las dos urbes.