“Nunca vi un presupuesto con tanta desprolijidad”

MINISTRO FRANCO

El ministro de Hacienda de la provincia, Ernesto Franco, criticó con dureza el armado del Presupuesto 2019 que elaboró el gobierno nacional y apuntó que “nunca ocurrió tanta improvisación en algunos temas” al tiempo que reclamó el detalle de cuánto dinero le corresponde a cada distrito. De esa manera dejó en claro “la oscuridad” que cubren los números presentados por la administración macrista.
“A esta altura no sé si reírme o tomar con seriedad los pasos que están haciendo”, dijo Franco ayer en una entrevista con Radio Noticias y agregó que “es muy difícil no darle el presupuesto al Ejecutivo nacional pero también es muy difícil votar un presupuesto que afecta tanto a La Pampa”.
Según el titular de Hacienda, la estrategia del gobierno de Mauricio Macri fue “prometer cosas” a los gobernadores para que sus legisladores votaran el presupuesto pero “lo que prometieron a las provincias no lo están cumpliendo”.
Franco dejó en claro que el presupuesto presentado está cubierto de oscuridad por la falta de números claros. “En el mensaje normalmente viene cuánto le corresponde por cada impuesto a las provincias y eso es la base para hacer el presupuesto provincial y eso no lo tenemos. No tenemos el detalle de cuánto le corresponde a cada provincia y por cada concepto cuáles son los impuestos que se coparticipan. En general el Presupuesto tiene un mensaje y un articulado y allí no está la información disponible qué corresponde a cada provincia, de cada impuesto”, cuestionó.
Franco sostuvo que no tiene registro de tanta “desprolijidad” en un presupuesto nacional: “Nunca ocurrió, y eso que tengo Leyes de Presupuesto encima, tanta improvisación en algunos temas. No tenemos el detalle de cuánto dinero le corresponde a cada provincia y por cada concepto de los impuestos que se coparticipan. No está la información disponible”, señaló el funcionario quien además afirmó que trató el tema con el gobernador Carlos Verna. También advirtió sobre un nuevo intento de armonizar las cajas previsionales con Nación.
“Hoy (por ayer) hablábamos con el gobernador y le decía que no contaba con la base de información en cuanto a la recaudación nacional para estimar un presupuesto en la provincia. La verdad es que es un nivel de improvisación bastante grande y están firmando actas de Consenso Fiscal con las provincias, y en ese Consenso donde establecerían el aumento de Bienes Personales a los bienes de personas que tienen en el extranjero, para suplir el FoFeSo (Fondo Federal Solidario), eso no está”, analizó Franco, quien resaltó: “entre priorizar al empleado y a la persona que tiene bienes en el exterior, le quitan al empleado”.
El ministro añadió que esa inclusión del aumento en el impuesto de Bienes Personales no figura formalmente en el proyecto pero sí figura gravar a las cooperativas y mutuales por la cuestión financiera y de seguros. “Figura gravar a todos los empleados de la Patagonia y del Poder Ejecutivo, con lo cual, yo no sé si reírme o tomar con seriedad los pasos que dan”, lamentó.
En ese punto, Franco cuestionó el artículo 69 de la Ley de Presupuesto, que hace eje en las jubilaciones. “Hay un artículo, que es el 69, el que tiene que ver con el régimen previsional y que no nos pagarían el déficit previsional porque no hemos firmado el Consenso Fiscal. En realidad, en este artículo 69, además del Consenso Fiscal, dicen que debemos armonizar, es decir que vuelve a la situación del 2017, que obligaban a que si no armonizaban, nos sacrificaban un 20 ó un 40 por ciento y de hecho eso está judicializado”.
Franco añadió que dicho decreto “no fue derogado” y hoy, “en el artículo 69, expresamente lo dice en el último párrafo, que suspenden los pagos a las provincias que incumplan con el decreto 894. Con este tema, más que apuntar a La Pampa, es directamente sacrificarla”.
Para Franco, la exigencia de Nación significaría que si la Provincia la cumple, “los jubilados pampeanos pierdan el beneficio del 82 por ciento móvil”.

No se toca.
El responsable del área económica de la provincia dijo que “al gobernador, que pregunta casi a diario sobre las finanzas, le respondo que nosotros tenemos el Plan B y el Plan C, con cierta tranquilidad, que lograremos el flujo de fondos para pagar el jubilado actual sin tocar sus haberes jubilatorios y seguir jubilando a la gente con la expectativa que tiene, es lo básico que tenemos que mantener”.
Franco insistió en los cambios que hubo entre un presupuesto y otro, especialmente en lo referido al recorte del plus patagónico en las jubilaciones. “Tanto Ariel Rauschenberger como Sergio Ziliotto analizaron un Presupuesto al que le faltaban artículos y luego, en base a lo que apareció publicado, vimos que formalmente el gobierno ingresó por Mesa de Entradas otro Presupuesto con más artículos que el que entregaron a diputados”.
A Franco, en tanto, se le preguntó en la entrevista radial cómo afronta el gobierno pampeano la situación de crisis económica sin afectar al sector de los jubilados.
“Hoy la provincia se está arreglando con lo que tiene y todo lo que viene de más, se destina al sistema jubilatorio. Se viene regulando, sin hacer grandes obras. Hoy tendríamos que plantear más obras y préstamos para tener un efecto contracíclico para contrarrestar la caída de la actividad económica y no lo hacemos en la magnitud que debiéramos, porque ese dinero va al sistema previsional, para no ajustar al jubilado. Y todo ese dinero, vuelve a la actividad económica provincial, vía jubilados, y por esa razón no se nota tanto, como ocurre en otras provincias”.

“Muy duros y muy blandos”
Franco insistió en su crítica a Nación por “sacar a los que menos tienen” y favorecer a los que más ganan. “Esto es un plan de ajuste. Vemos que son muy duros con el sector empleados y muy blandos con los de mayor poder adquisitivo. Hay que recordar que en el blanqueo se blanquearon 92 mil millones de dólares y había en total unos 110. mil millones de dólares de bienes de argentinos en el exterior, sobre todo en Miami y Uruguay. Por eso los ministros planteamos de llevar del 0,25 al 1%, que significaban 11 mil millones de dólares. Eso se escribió en el Consenso y no se llegó a presupuestar”.