Inicio La Pampa Obispado obligó al cura de Alta Italia a retractarse

Obispado obligó al cura de Alta Italia a retractarse

LE HABIA NEGADO LA CONFIRMACION A NIÑA POR ESTAR A FAVOR DEL ABORTO

Una familia de Alta Italia denunció hace unos días que el cura del pueblo le quiso negar el sacramento de la confirmación a su hija de 12 años de edad, porque opinó a favor de la despenalización del aborto durante la catequesis. Por este hecho, Claudia Analía Gallo y Héctor Ramón Giménez, los padres de la menor, llegaron hasta el Obispado de Santa Rosa y al Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo), donde radicaron una denuncia por discriminación, en contra del sacerdote.
El sábado a la mañana, el sacerdote que se había mostrado en contra de confirmarla, se tuvo que retractar por orden del Obispado y les comunicó a los padres que la adolescente se confirmará el 20 de octubre, con el resto de los niños y niñas.
Según contó Claudia Gallo en diálogo con LA ARENA, todo se inició el martes 6 de agosto pasado, cuando la catequista, durante una clase, consultó a los menores sobre su posición frente a la cuestión del aborto.
«La señora que les da catecismo, que las prepara para tomar la comunión o la confirmación, les preguntó a las chicas, y mi hija dijo que está a favor de la despenalización del aborto», señaló Gallo. Luego de ello, la catequista se comunicó con la mujer y le comentó que a raíz de este episodio, «tenía que ir el domingo a hablar con el sacerdote».
«El cura me llamó a una reunión y fuimos con mi esposo. Entramos a las 10.20 y a las 10.33 ya habíamos terminado. Nos dijo de forma muy altanera que no le iba a dar la Confirmación, porque ella dijo que estaba a favor de la despenalización del aborto y que eso es algo que la Iglesia no permite», contó.
La mujer contó que la cuestión de la despenalización aborto es un tema que se charló en ámbito familiar junto con sus hijas, quienes tienen una posición a favor. En el mismo sentido, dijo que si bien la niña lleva un pañuelo verde en su mochila, nunca es con ánimo de provocar a quienes tienen una postura en contrario.

Denuncia.
La posición discriminatoria del cura, despertó el enojo de la familia, que no se quedó de brazos cruzados y llegó hasta el Inadi. Poco después de esta reunión con «Fraile Marcos» (nadie en el pueblo sabe el apellido del cura que pertenece a una congregación de «Capuchinos Recoletos»), Claudia y Héctor se comunicaron con el Obispado y también llamaron a las oficinas del Inadi en Buenos Aires, para radicar una denuncia por discriminación. Desde el organismo nacional atendieron su reclamo y le pidieron que envíe una nota para que puedan tomar cartas en el asunto.
«Ese mismo viernes 9 llamé al Inadi de Buenos Aires y al Obispado de Santa Rosa. En el Obispado me dijeron que no se prohíbe darle la primera comunión y la confirmación ningún chico», contó Claudia.
Tras ello, el mismo cura de Alta Italia el último lunes se comunicó con la familia para decirles, ya en un tono mucho más amable y conciliador, que debía reunirse con ellos, el día y la hora que les quedara cómodo.
En este encuentro que se concretó el sábado a la mañana, el sacerdote les dijo que tenía órdenes del Obispado de Santa Rosa de darle la confirmación a la menor, junto con los demás niños y niñas el próximo 20 de octubre como estaba previsto.
«El lunes el cura me llamó. Me comunicó que propusiera el día y la hora de la reunión. Me llamó muy tranquilo, y dijo que tiene órdenes del Obispado de reunirse», contó.
Luego de la trascendencia que tomó el hecho, desde el Obispado le dieron directivas al cura de darle la confirmación a la menor en cuestión.
Sin embargo, este no sería el primer hecho de discriminación que se da en la Iglesia de Alta Italia, dado que, según contó Gallo, este mismo cura no le da la comunión a los niños que tienen niños separados, y que debido a ello algunos vecinos tuvieron que llevar a sus hijos a bautizar y a tomar la comunión a otras localidades.