Ocho heridos en un violento choque

ESPECTACULAR COLISION EN LA RUTA NACIONAL 5

El hecho ocurrió cuando una Renault Kangoo, en la que viajaban siete personas de la comunidad boliviana, embistió por detrás a una pick up Chevrolet S10 conducida por un mecánico de Toay. Las personas heridas se encuentran fuera de peligro.
Dos vehículos protagonizaron un espectacular choque durante la noche de ayer en el kilómetro 574,5 de la ruta nacional 5, entre el cruce con la ruta provincial 7 y el acceso de la localidad de Uriburu. El hecho ocurrió cuando una Renault Kangoo, en la que viajaban siete personas de la comunidad boliviana, embistió por detrás a una pick up Chevrolet S10, en la que iba a bordo un mecánico de Toay. A raíz del impacto los ocupantes de los rodados sufrieron diversos traumatismos, pero ninguno revestía gravedad. Una mujer que viajaba en el utilitario resultó con fracturas en una de sus piernas, pero se encuentra estable. Varios móviles del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Lonquimay asistieron al lugar para socorrer a las personas que habían quedado atrapadas en la trafic. El operativo estuvo a cargo de la Subcomisaría de Anguil, que precisó además de la colaboración de Bomberos de la Policía (Seccional Tercera), personal de salud de Anguil, y policía de Uriburu.
Para poder desarrollar las tareas se interrumpió el tránsito en ambos sentidos de la arteria nacional, ocasionando largas colas de vehículos. Algunos curiosos descendieron de sus vehículos y se acercaron a observar la escena.

Mecánica del accidente.

De acuerdo a los datos recabados en el lugar, el siniestro se produjo poco después de las 21 horas, cuando el conductor de la Kangoo, que viajaba desde Trenque Lauquen hacia Santa Rosa, embistió violentamente a la pick, conducida por un hombre de Toay que regresaba en el mismo sentido, luego de realizar un auxilio a un camionero en Uriburu. Si bien las causas se investigan, trascendió que el utilitario se habría quedado sin frenos impidiendo de esta manera el impacto contra la camioneta. Luego de la colisión, el utilitario quedó tumbado de costado sobre la cinta asfáltica, con todos sus ocupantes en el interior. Mientras que la pick up recorrió varios metros hasta terminar en la banquina norte.

Destrozos.

La violencia del impacto quedó reflejada en los vehículos que resultaron con severos roturas. Con respecto a la Kangoo, se pudo apreciar con el tren delantero quedó completamente destrozado, mientras que la camioneta, que transportaba tubos y equipos para soldadora autógena -esto demuestra que el siniestro podría haber sido aún más violento y peligroso- resultó con toda su caja de carga retorcida.