Ocho meses de prisión en suspenso por lesiones

VIOLENCIA DE GENERO

La jueza de control de Victorica, María Liz Figueroa Echeveste, condenó a Jesús Alberto Palacios a ocho meses en suspenso, por el delito de lesiones leves calificadas por haber sido cometidas contra la persona con quien convivió y mantuvo una relación de pareja, en concurso real con amenazas simples, los que deberán ser valorados en el marco de la ley 26.485 de Protección Integral contra la Mujer.
El abreviado fue acordado entre la fiscala de esa localidad, Alejandra Moyano González, el defensor oficial Edgardo Javier Trombicki y el imputado, un jornalero de 26 años. La damnificada, al ser contactada telefónicamente por el Ministerio Público Fiscal e informada de lo convenido, también dio su consentimiento.
El hecho probado ocurrió el 10 de diciembre de 2017 a la madrugada, cuando el acusado regresaba a su domicilio junto a su concubina. En esas circunstancias comenzó a empujarla y le reclamó que se fuera porque “quería seguir tomando junto a su compadre”. Luego la tiró al piso, le propinó “tres patadas en la espalda” y le insultó fuertemente. “Ya no quiero vivir más con vos, ya te lo había dicho, a vos te gusta que te pegue”, le dijo el agresor. Además expresó que la mataría si no se iba de la casa. Una médica constató que la víctima había sufrido excoriaciones en el brazo derecho.
Las partes también dispusieron que Palacios cumpla con las siguientes reglas de conducta durante dos años, bajo pena de revocarle la condicionalidad de la pena en caso de no hacerlo: fijar residencia, debiendo presentarse cada dos meses en el Juzgado de Paz de la localidad donde reside; someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal; y cesar con los actos de perturbación o intimidación contra la víctima.

Amenazas y lesiones.

El juez de control santarroseño, Néstor Daniel Ralli, condenó a Kevin Ezequiel Barrera a seis meses de prisión de ejecución condicional, por resultar autor de los delitos de los delitos de amenazas simples (dos hechos) y lesiones leves calificadas por la relación de pareja preexistente, en concurso real.
Con las pruebas aportadas por el Ministerio Público Fiscal se acreditó que el 19 de marzo de este año, Barrera fue hasta el domicilio de una ex pareja. Esta le pidió que se retirara y el acusado -un obrero de la construcción de 26 años- le respondió “si llamás a la policía te cago matando”. Después la empujó y la tomó del cuello, arrastrándola por el suelo del patio y provocándole excoriaciones múltiples.
A su vez, hace un mes y medio, el 20 de septiembre, volvió al mismo lugar y en una discusión entre ambos, le manifestó a la víctima: “te voy a cagar matando, te voy a degollar, a vos y a tu otro hijo”.
El juicio abreviado fue propuesto por el fiscal Walter Antonio Martos, la defensora oficial Paula Arrigone y el propio agresor, quien admitió su culpabilidad. La mujer, al ser notificada, lo consintió y expresó que no deseaba ser citada a ninguna audiencia.
A su vez, se le impusieron a Barrera las siguientes pautas de conducta por un lapso de dos años: fijar domicilio, someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras, abstenerse de relacionarse de modo alguno con la víctima y realizar un tratamiento psicológico especializado en la temática de violencia de género.