Ocupación pampeana: sólo un tercio

HAY TRESCIENTAS CELDAS CONSTRUIDAS POR LA PROVINCIA EN LA UNIDAD 4

Autoridades judiciales pampeanas visitaron ayer la Unidad Penitenciaria Nº 4 (Colonia Penal) de Santa Rosa. El recorrido se llevó a cabo en el marco de un trabajo conjunto entre los jueces de Ejecución de la Primera y Segunda Circunscripción, Martín Saravia y Mauricio Pascual, respectivamente; y los fiscales generales Máximo Paulucci y Armando Agüero, con el fin de ver la situación actual del Servicio Penitenciario Federal. De esa visita surgió como dato que de cuatro pabellones construidos por el Gobierno, comprendidos por 300 calabozos para la ocupación de presos pampeanos, “un tercio está ocupado por pampeanos y el resto por condenados por otras provincias”.
El gobierno de La Pampa suscribió el año pasado junto al Servicio Penitenciario Federal (SPF) un convenio donde se crearon cuatro pabellones, comprendidos por 300 calabozos, para la ocupación de los presos pampeanos. La visita realizada ayer por los funcionarios judiciales tenía que ver con esta situación. Además de controlar y supervisar que así sea, tuvieron como fin velar por las condiciones en las que se encuentran los pampeanos alojados en esos calabozos. Pero sorpresivamente el cumplimiento de Nación, a través del SPF, “es deficiente o imparcial”, sostuvo el fiscal Agüero tras un diálogo con el programa “Aunque Parezca Tarde” (Radio Noticias 99.5).

Recorrido.
El fiscal general de la Segunda Circunscripción explicó que “controlamos la población penitenciaria, en número y situación general, a los que tienen que ver con condenas dentro de la provincia, para ver cuál es el estado de ocupación total y qué disponibilidad hay y cuántos de los pabellones de la provincia están ocupados por detenidos nuestros, y cuántos por detenidos fuera de la provincia”. En este sentido el entrevistado aseguró que los pabellones construidos por la Provincia, son “nuevos, están acondicionados y en óptimas condiciones; sin dificultades edilicias y con calefacción. Revisamos las cuestiones de higiene, salubridad, electricidad”, destacó entre otros aspectos. Es por estas cuestiones que el letrado se permitió asegurar “que los detenidos que están en los pabellones de la provincia obviamente están en condiciones favorables con respecto a los que están alojados en la antigua Unidad 4, donde hay deficiencias de higiene, de calefacción, situaciones más precarias… Pero particularmente nos interesa que los detenidos dentro de La Pampa se encuentren en perfectas condiciones, y a futuro, aquellos que están en proceso penal y puedan llegar a estar condenados prontamente, ocupen esos lugares”, insistió.

Cumplimiento deficiente.
El resultado de esta visita les permitió dilucidar a los integrantes de la Justicia provincial que Nación, a través del convenio que hizo a través del SPF, no estaría cumpliendo el convenio que hizo con La Pampa: “hemos tenido problemas judiciales respecto del convenio y su ejecución. El cumplimiento es deficiente o imparcial”, dijo Agüero y aseguró que de la totalidad de los calabozos “un tercio está ocupado por pampeanos y el resto por condenados de diferentes provincias”. En este sentido aseguró que existieron contactos a través de las Fiscalías, los jueces y del Ministerio de Justicia, “para que se dé cumplimiento total al convenio y se den esas 300 plazas o estén disponibles para pampeanos”.

Comisarías y Alcaidías.
Se sabe que hay un número considerable de condenados que se encuentran alojados en comisarías e incluso ha habido denuncias anteriores porque los detenidos que fueron alojados en las alcaidía se encuentran hacinados y en condiciones paupérrimas. Ante esto sostuvo que “nosotros pretendemos que eso no suceda más” y explicó que “el detenido en curso, que está dentro de una comisaría o alcaidía, no es un inconveniente, sobre todo teniendo en cuenta que el de la provincia es uno de los procesos más rápidos que hay en el país para llegar a una sentencia condenatoria. Estamos hablando de un plazo razonable, que rara vez pasa un año desde la detención a la sentencia”. Ahora, una vez que ese detenido es condenado “pretendemos que no permanezca más en una alcaidía o comisaría y que sea alojado en esas construcciones y que no suceda como hemos visto que hay condenados de otras provincias”, sostuvo.
“Hay veces que nosotros estamos en espera para el ingreso de esos condenados, cuando fue el Gobierno de la provincia quien construyó esos pabellones con el esfuerzo y recursos de los pampeanos y se supone que debemos disponer de esas celdas, calabozos y pabellones”, sentenció el fiscal.

Traslado a Senillosa
Hay una cuestión particular con los detenidos pampeanos por delitos sexuales. A éstos no sólo se los priva de la libertad, sino que son desarraigados de la provincia. La explicación a esta cuestión tiene que ver con que el Servicio Penitenciario y La Pampa encontraron como alternativa alojarlos en la Cárcel Federal de Máxima Seguridad de Senillosa (Neuquén) para mantenerlos aislados de la población carcelaria. “Es una cárcel distante, y para ello el Gobierno puso a disposición de familiares, el traslado de ellos cada 15 días hasta Senillosa”, reconoció Agüero y agregó que “es algo que se viene cumpliendo y es una manera de solucionar el desarraigo, que es una situación bastante cruel para las familias, y para el detenido”.
En este sentido informó la existencia de convenios con empresas de transporte que trasladan a las familias: “viene funcionando bien, no ha habido planteos”, aseguró finalmente.