Inicio La Pampa Oficializaron capitalización de Impsa

Oficializaron capitalización de Impsa

EL PRESIDENTE ALBERTO FERNANDEZ RECORRIO PREDIO MENDOCINO

El presidente Alberto Fernández viajó ayer a Mendoza para visitar las instalaciones del Centro de Desarrollo Tecnológico de IMPSA, la empresa de tecnología e infraestructura energética que el Estado nacional capitalizó a través de una inversión de 1.362,9 millones de pesos. Esta capitalización permitirá relanzar a esta firma, que ya está en carrera para fabricar las turbinas de las represas de Portezuelo del Viento, en Mendoza, y de El Tambolar, en San Juan, dos proyectos fuertemente cuestionados por La Pampa.
«Que hoy IMPSA se mantenga de pie es en esencia el resultado del esfuerzo de toda la Argentina, porque el dinero que se invierte desde el Estado nacional es el de todo el país que apuesta a una empresa que se desarrolló en Mendoza, y todos queremos que vuelva a crecer, que se vuelva pujante y que recupere los mercados que ha perdido», señaló el Jefe de Estado durante la recorrida a la planta ubicada en el municipio de Godoy Cruz.
«Si Mendoza tiene una necesidad, la Argentina tiene que atenderla, y ese encuentro para mantener en pie una empresa emblemática y de alta capacidad tecnológica representa el esfuerzo de todos», definió.
Durante el acto, Fernández estuvo acompañado por los gobernadores de Mendoza, Rodolfo Suárez y de La Rioja, Ricardo Quintela; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el presidente de Impsa, Marcelo Kloster; y el CEO de la firma, Juan Carlos Fernández; y el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló.
También lo acompañaron la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti y los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Interior, Eduardo de Pedro, entre otras autoridades.
«Con el esfuerzo de todos podemos hacer un país diferente y podemos sobrellevar la pandemia como lo estamos haciendo: enfrentando un virus maligno que se lleva la salud y la vida de la gente pero sin descuidar la necesidad de que la Argentina siga creciendo y desarrollándose con más igualdad y justicia social», concluyó el Jefe del Estado.

De acuerdo.
El gobernador Suárez destacó que el gobierno nacional y el provincial se pusieron «rápidamente de acuerdo» para «apoyar a una empresa que genera trabajo genuino» y llamó a «poner fin a la grieta y a trabajar en base a los consensos». «Hoy estamos demostrando que trabajar juntos por el bien de la gente es lo que demanda la hora histórica que nos ha tocado vivir», subrayó.
Con estas palabras, el gobernador mendocino intentó evitar un tema que lo ha enfrentado con el gobierno nacional en los últimos días, cual es el manejo de la pandemia de Covid-19, y el tema de las clases presenciales en particular.
Kulfas valoró que «el principal capital de esta empresa no está en los tornos, computadoras, sino en cientos de trabajadores y trabajadoras que vemos trabajando para el futuro. En estos diez meses el gobierno nacional, el provincial, los empresarios, acreedores de la empresa y trabajadores logramos un acuerdo importante. Que una empresa de alta tecnología dirigida por el Estado pueda mejorar su producción'».
En tanto, Caló ponderó que «a pesar de la pandemia, tuvimos en los últimos cinco meses el ingreso de 108 mil trabajadores, y con la puesta en marcha de IMPSA va haber un montón de nuevos metalúrgicos».
Por su parte, el CEO de la firma dijo que «gracias al apoyo que hemos tenido del gobierno nacional y del provincial, hoy la compañía empieza un nuevo proceso», y resaltó: «Logramos una solución que desde nuestro punto de vista es excelente y nos da la posibilidad de que IMPSA pueda mantener sus fuentes de trabajo y seguir desarrollando su tecnología en los niveles mundiales, y nos permite volver a competir al exterior, que es nuestro mercado natural».

Estratégica.
La inversión de 1.362 millones de pesos, que se suma a los 454,3 millones de pesos que destinará la provincia de Mendoza, permitirá preservar años de inversión en el desarrollo de tecnología y en formación del capital humano, además de garantizar la continuidad de más de 720 empleos y el trabajo a más de 100 PyMEs mendocinas.
IMPSA es una empresa estratégica para el desarrollo nacional, cuenta con más de 100 años de trayectoria, exporta el 85 por ciento de su producción y tiene presencia en más de 40 países en generación de equipamiento para la industria de oil y gas y de la energía hidroeléctrica, nuclear, eólica y solar fotovoltaica.
Con esta inversión, el Estado nacional se transformará en el principal accionista con el 63,7 por ciento del total, a la vez que el provincial participará con el 21,2 por ciento. El 15,1 por ciento restante permanecerá en manos privadas: un 9,8 por ciento correspondiente a las acciones al fideicomiso de acreedores y el otro 5,3 por ciento para el fideicomiso de la familia fundadora.

Director.
Emesa, Empresa Mendocina de Energía, estará a cargo de la pata local de IMPSA. Su titular, Pablo Magistochi, será el director por Mendoza en IMPSA, tomando el doble rol; el de presidente de EMESA y director de IMPSA, detalló la prensa mendocina. EMESA es la empresa local de energía que administra todos los proyectos energéticos en los que el Estado es parte.
Se trata de los emprendimientos petroleros, eólicos, pequeños aprovechamientos hidroeléctricos e incluso el gigante Portezuelo del Viento están bajo el control de EMESA. Ahora también IMPSA. Pablo Magistocchi es un técnico a quien le reconocen capacidad y conocimiento del sector. En realidad Magistocchi es un «hombre de la casa», pues trabajó durante años en IMPSA.
«Una vieja fórmula estatizante»
Un aliado político del gobernador Suárez, el diputado del Pro, Omar De Marchi, criticó fuertemente la decisión nacional y provincial de capitalizar la empresa Impsa. «Es una vieja fórmula estatizante que tanto daño ha hecho a nuestro país», consideró el legislador macrista.
Según informó el portal Mendoza On Line, el dirigente del Pro salió con los tapones de punta en redes sociales, ya que consideró que Impsa es un grave error con el que se ha realizado «un salvataje con dinero de todos», y marcó: «Si los que deciden pusieran en riesgo su dinero y no el de los impuestos, seguro tomarían decisiones distintas».
«¿Alguien se preguntó porque ningún privado se interesó en IMPSA? En la respuesta está la causa del error del gobierno en meterse donde no debe. Es someter los recursos de la mayoría para el beneficio de unos pocos. La suma de estas decisiones nos llevaron a la pobreza actual», agregó De Marchi.
También apuntó contra la decisión de Mendoza, que a través de la Legislatura, accedió a tomar esta decisión, y advirtió que «a este salvataje le sucede otro, y luego otro, y otro. Con los dineros de todos».
Además criticó que haya habido una priorización de Impsa, mientras hay otras empresas más chicas que también necesitan la ayuda del Estado: «El problema no es IMPSA, una empresa q los mendocinos valoramos y respetamos. El problema es por qué IMPSA y no cientos o miles de pymes al borde de la extinción».
«Hoy viene el presidente Alberto Fernández a Mendoza a sacarse una foto por la estatización de IMPSA. Ojalá esa foto se guarde para que en algún tiempo no muy lejano sepamos quienes fueron los responsables de q el Estado le quite recursos a los más vulnerables y los ceda a los más ricos», finalizó.

Empleos y contratos
Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima, más conocida por su acrónimo Impsa, «es una empresa de tecnología e infraestructura energética con 114 años de vida» que emplea de manera directa a 720 personas, un 35 por ciento de ellos son ingenieros, y genera contratos con más de 100 Pymes nacionales, indicó el gobierno nacional. El 85 por ciento de su producción se vende en el exterior, y lleva diseñadas y fabricadas más de 200 turbinas que producen energía en 40 países. Tan solo en Argentina, las turbinas generadoras tienen el potencial de captar unos 2.000 millones de dólares. También produce torres eólicas, puentes grúas y generadores para industria nuclear, entre otros.