Inicio La Pampa ONG impulsa práctica agroecológica

ONG impulsa práctica agroecológica

DEBATE POR "ZONAS DE EXCLUSION" PARA LA FUMIGACION

El Colectivo Sanitario consideró que los límites a la aplicación de agroquímicos representan la oportunidad de comenzar a fomentar un modelo productivo que no atente con la salud y el medio ambiente.
El Colectivo Sanitario de La Pampa (Filial Santa Rosa) defendió «las zonas de exclusión», de 500 metros para la fumigación terrestre y tres mil para la aplicación aérea, propuestas en el proyecto de ley de agroquímicos enviado por el Ejecutivo y propuso «un modelo de producción agroecológica en esas áreas».
En el marco del comienzo del debate del proyecto de Ley de Gestión Integral de Plaguicidas, la organización emitió un documento, titulado «La rentabilidad versus la salud y la vida», para plantear su «disenso» con declaraciones «que circularon en los medios en las últimas semanas».
En ese sentido, afirmaron que «los personeros del modelo del agronegocio han colocado a los productores agropecuarios en una situación de dependencia total de los insumos que utilizan».
«Ello se evidenció con los sucesos ocurridos al momento de la prohibición de la comercialización de plaguicidas en la provincia. Los sectores que se sintieron perjudicados reclamaron al Estado la anulación de dicha prohibición», recordaron.
Para el Colectivo Sanitario, «se perdió así una buena oportunidad para reflexionar sobre la condición desfavorable del productor en este sistema de producción instalado por las grandes corporaciones transnacionales y las empresas proveedoras de paquetes tecnológicos bajo el eslogan de ‘mayor rendimiento, mayor rentabilidad'».

Zonas de exclusión.
En el marco de la discusión de la normativa presentada por el Ejecutivo Provincial, desde la organización sostuvieron que «las zonas de exclusión propuestas por este proyecto de ley, lejos de constituirse en áreas improductivas y de traducirse en menor volumen de producción e ingresos para el Estado, serán la oportunidad para comenzar a fomentar en la provincia una agricultura respetuosa de la salud humana y del ambiente».
En ese sentido, propusieron «un modelo de producción agroecológica en esas áreas y así, sentar las bases de la verdadera producción sustentable». A su vez, sugirieron que se consulten las «experiencias y las publicaciones del INTA Barrow (provincia de Buenos Aires) y su chacra experimental. Son diez años de estudios comparativos entre el modelo actual, de agricultura industrial, y otro basado en técnicas agroecológicas que generan un 120% más de ganancias».
«Este tipo de ensayos rompe con el mito de la necesidad indiscutida de plaguicidas y fertilizantes en el agro; a la vez que demuestra, que es posible lograr los mismos rendimientos, reduciendo enormemente los costos directos de producción y las externalidades por contaminación ambiental y deterioro de la salud humana», agregaron.

La salud como prioridad.
Para la organización, en las últimas semanas «quedaron evidenciados los poderosos intereses económico-empresariales que defienden fuertemente el actual modelo basado en el agronegocio», y consideraron que «es vital y muy importante la intervención del Estado provincial para la creación de un régimen para el fomento a la agroecología proporcionando, al sector agropecuario el apoyo y el asesoramiento continuo en la transición agroecológica».
En el documento, desde el Colectivo Sanitario dejaron en claro que tienen «como único interés y prioridad la salud de toda la población y la defensa del ambiente. Se debe anteponer, previo a toda disquisición o análisis, lo que expresan los artículos 41 de la Constitución Nacional y el 18 de la Constitución Provincial».
«En este tiempo que vivimos, la ciencia evidenció claramente por investigaciones, documentos, y bibliografía -todos al alcance de quienes se acerquen a investigar un poco- los efectos negativos de los agroquímicos en la salud humana y su dispersión por los ecosistemas», continuaron.

Defensa del ambiente.
Para la entidad, resulta «fundamental priorizar la calidad de vida de toda la población sobre todo de las familias que habitan los pueblos del interior de nuestra provincia».
Finalmente, remarcaron que «por encima de los intereses económicos y la rentabilidad está la salud y la vida de los seres humanos, y la defensa del ambiente que -para bien o para mal- diseñamos con nuestros actos».
«Ambiente cada vez más perjudicado por quienes sólo piensan en la renta, los rindes y las ganancias económicas a cualquier costo, aun el de la vida humana que en su filosofía de producción se transforma en un bien descartable».

Ambientalistas exponen en Legislatura
La organización «La Pampa Libre de Agrotóxicos» anticipó que, como espacio ambientalista, ha sido invitada a participar en el debate de la nueva ley de Gestión Integral de Plaguicidas, en el encuentro previsto para el próximo jueves 27 a las 9, en el Salón del Pensamiento Libre de la Cámara de Diputados.
«Por el significado que tendrá la nueva ley en la vida y en la salud de los pampeanos, como en el desarrollo del medio ambiente en nuestra provincia, desde nuestro espacio estamos convencidos de la necesidad de participación de la población por lo tanto convocamos a todos y todas a acercarse este jueves y poder expresarse en defensa de la vida y del medio ambiente», destacaron.
A su vez, ratificaron que seguirán «insistiendo en la prohibición del uso de los agrotóxicos y que se pare con la fumigación. Para nosotros, el tratamiento de esta nueva ley es una muy buena oportunidad -como se esta demostrando- para que toda la comunidad se vaya interiorizando cada vez más sobre las consecuencias que generan los agrotóxicos en su capacidad de contaminación en la salud de las personas, en los animales y en el agua».
«Celebramos que este debate haya permitido que se visibilice y que se muestre otra forma de producción como lo es la agroecología, con su método natural y de respeto al medio ambiente», continuaron y afirmaron que su «decisión de participar en el debate es por la oportunidad que significa».
«Iremos con nuestras ideas, pero sin cerrarnos entendiendo que se puede mejorar, que se puede avanzar, que se pueden alcanzar cambios que pueden significar mejoras en la vida de los pampeanos convencidos de que la lucha sigue», concluyeron.