Inicio La Pampa Operativos en Catriló por una fumigación y por acopio ilegal

Operativos en Catriló por una fumigación y por acopio ilegal

AGROQUIMICOS

Luego de ser alertada por vecinos, la directora de Medio Ambiente del municipio de Catriló, Carolina Giussi, radicó -hace casi dos meses- una denuncia en el área de Agricultura de la provincia contra un productor local porque una máquina realizaba fumigaciones en un lote sin respetar la normativas vigentes en cuanto a la distancia que tiene que haber con el casco urbano. La funcionaria estuvo presente en el lugar en ese momento, junto a un inspector de la comuna y la policía.
También hace unos días denunció ante Medio Ambiente de la provincia por el acopio de bidones de agroquímicos en un predio no autorizado, cercano al pueblo. En ambos casos, un inspector comunal labró actas de contravención con intervención del Juzgado de Faltas local.
Recién ayer se acercaron a la localidad dos funcionarios de las carteras mencionadas, donde -junto a Giussi- llevaron a cabo las actuaciones pertinentes.

Fumigación.
La denuncia que realizaron en el último tiempo vecinos de Miguel Riglos, Lonquimay, Realicó e Intendente Alvear por fumigaciones cerca de las zonas pobladas tuvo ahora su eco en Catriló.
El primer hecho en esta localidad tuvo lugar el 3 de septiembre, aunque recién trascendió en las últimas horas. El municipio, desde entonces, no informó este grave caso de fumigación ocurrido a metros de la zona urbana. El lote está ubicado en el margen norte del acceso por la ruta provincial 1, frente al Paseo de la Salud.
Consultada por este diario, Giussi contó que un grupo de vecinos que caminaba por dicho espacio, cerca de las 20 del 3 de septiembre, sintió un fuerte olor y observó a metros de allí a una máquina (conocida como mosquito) realizando la aplicación de un producto sobre un sembradío. Estos dieron aviso a una persona allegada a la comuna, quien se lo transmitió a la titular de Ambiente local.
Al llegar Giussi al lugar pudo constatar lo relatado por los vecinos. «La máquina con las luces encendidas estaba realizando la aplicación de un producto con fuerte olor. Desde afuera del cuadro donde estaba fumigando, traté de persuadir al maquinista mediante la seña de luces de mi vehículo y con bocinazos, pero no hizo caso y siguió con su labor», señaló.
La mujer aseguró que intentó por todos los medios que el maquinista no siga con la aplicación «pensando en la salud de la población, principalmente a los que tienen sus viviendas a pocos metros de allí». Sin embargo no lo consiguió, y hasta trascendió que la funcionaria -más allá que ella no lo confirmó- habría sido atacada por el aplicador, que le pasó fumigando muy cerca.
La entrevistada dijo que luego, ya con la presencia de policías y un inspector de la comuna, se contactó con el dueño del predio. «El productor fue identificado y denunciado como corresponde ante Agricultura de la provincia. El aplicador, que puedo asegurar pese a las advertencias que parara terminó de fumigar el cuadro, no sabemos aún quién es». Al productor también se le labró un acta por infracción a la ley que rige en La Pampa, que prohíbe fumigaciones terrestres a menos de 500 metros de la zona poblada.
Frente a ese cuadro hay un loteo privado con vecinos que tienen sus casas. A pocos metros también hay un barrio de viviendas sociales. «Valoro mucho que los vecinos den aviso de inmediato al municipio cuando observan que hay fumigaciones cerca de la zona urbana, o también si ven camionetas con bidones en el pueblo», dijo Giussi, quien además destacó el gesto que tienen otros productores que tienen sus campos cerca de la localidad y cada vez que van a realizar fumigaciones dan aviso o se asesoran sobre qué productos pueden aplicar o hasta dónde y cuándo pueden hacerlo.

Bidones.
Por su parte, la semana pasada la funcionaria radicó otra denuncia, pero esta vez en Medio Ambiente de la provincia. Fue por el acopio ilegal de bidones de agroquímicos en un predio, ubicado en la banquina sur de la ruta nacional 5, frente el acceso principal al pueblo. Está en el lateral este del camino de tierra que sigue el acceso hacia el sur, que va al Club Hípico. En el lugar hay un galpón y funciona un reciclado de silobolsas.
«Vecinos me enviaron un video donde estaban bajando de un carro bidones de agroquímicos», explicó Giussi. A los días fuimos con un inspector comunal y observamos cuando se descargaban los envases», con lo cual labramos el acta y lo denunciamos en Medio Ambiente.
Consultada sobre los bidones a qué productos correspondían, fue tajante: «Había de todo, y de distintas bandas». Al no tener poder de policía, los envases no pudieron ser secuestrados.
Ayer, cuando se hizo presente personal de Medio Ambiente y de Agricultura solo constataron en el predio restos de bidones -como tapas y plásticos- de los envases.