Inicio La Pampa Opiniones divididas por las PASO

Opiniones divididas por las PASO

EL PERONISMO APOYA LA INICIATIVA, LA UCR APUESTA AL CONSENSO Y EL PRO SE OPONE

La intención del oficialismo de postergar por un mes la realización de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y las generales encuentra voces a favor y en contra en los y las legisladoras que representan a La Pampa en el Congreso de la Nación. En el peronismo apoyan la iniciativa, mientras que el PRO se opone y la UCR pone reparos.
Entre los que apoyan la medida se encuentra el senador Daniel Lovera (Frente de Todos), postura que se espera que adopten sus pares de Diputados, quien señaló que «el avance de la pandemia ha representado una dinámica que condiciona todas las decisiones de cualquier gestión de gobierno en todas las latitudes que imaginemos. Cada espacio político, cada dirigente, asume su responsabilidad para leer la realidad y plantear acciones que permitan controlar cualquier desborde en el sistema sanitario».
Tras destacar el proceso de vacunación, resaltó en diálogo con LA ARENA que el Gobierno nacional trabaja, junto a legisladoras y legisladores, «para encontrar un esquema electoral equilibrado, que nos permita llegar al sufragio conservando un estatus sanitario que no ponga en riesgo el sistema integral de salud en la Nación».
«En eso estamos con el primer borrador que propone una postergación racional, tanto de las PASO como de las elecciones generales, atentos a pasar los momentos críticos de las enfermedades estacionales que se suman a la segunda ola de esta pandemia; y asumiendo también que necesitamos ganar algo más de tiempo para la vacunación», agregó.
Lovera asumió como «válidos» los planteos que se hicieron en el borrador del proyecto (ver aparte) y se mostró esperanzado con lograr «los consensos para permitirnos demostrar, a la sociedad en su conjunto, que la madurez política prima cuando está en juego la salud de las familias argentinas».
En esa línea también se expresó su par Norma Durango. «Sabemos que en Diputados se está trabajando un proyecto para postergarlas. Mi opinión personal es que por este año las PASO deberían eliminarse dada que la situación sanitaria del país no da para sacar a la gente no solamente a hacer campaña sino también a votar. Como dijo el presidente de la Cámara de Diputados, es preferible gastar plata en vacunas y no en boletas, pero bueno es una decisión que me excede y la tomarán a nivel nacional junto con la oposición».

Maquieyra en contra.
Por su parte, el diputado Martín Maquieyra (PRO), se mostró en desacuerdo y afirmó que «no es la agenda hoy de los problemas de los argentinos». En diálogo con este diario, señaló que «el gobierno no lo hace por una cuestión sanitaria, sino por una cuestión puramente electoral, porque piensa que va a tener una dificultad por lo económico en las elecciones en agosto y supone que va a llegar con un poco más de aire en septiembre».
Maquieyra adelantó que en los próximos días analizarán el pre-proyecto, pero «a priori no nos parece que cambiar la fecha electoral solucione algo. Yo quiero que me den más argumentos sanitarios que me indiquen que en septiembre no va a haber un pico, porque sino en septiembre van a decir otra vez que por lo sanitario posponen las elecciones y así eternamente. A mi no me parece que haya que posponer, me parece que son las reglas de juego establecidas y que los legisladores tenemos que estar para debatir problemas de los argentinos y no problemas electorales de los políticos».

En la UCR.
El legislador Martín Berhongaray (UCR) explicó que el borrador para postergar las PASO se basa en motivos sanitarios, para darle tiempo a que avance la campaña de vacunación. «Estoy convencido que es un tema al que hay que darle un corte, porque el país está atravesando muchas dificultades y lo electoral no tiene que estar dentro de los debates prioritarios», agregó ante la consulta de LA ARENA y señaló: «Desde mi punto de vista las PASO tienen que realizarse si o si porque es el sistema vigente, y no sería saludable en términos institucionales modificar las reglas a pocos meses de los comicios. De ninguna manera pueden juntarse con las elecciones generales como propuso Massa, porque las PASO son justamente para definir candidatos».
«Lo correcto es que el gobierno nacional que acaba de exteriorizar una propuesta, avance en un diálogo con el resto de las fuerzas políticas y lleguen a un consenso sobre el calendario electoral para que los nuevos representantes que se elijan este año puedan asumir el 10 de diciembre como marca la Constitución», sostuvo y reconoció que si bien prefiere que no se altere el calendario, si fuera necesario postergarlas 30 días » debe ser con un gran consenso entre todas la fuerzas políticas».
Por otro lado, consideró que «es un buen momento para avanzar en un sistema más transparente como el que vengo proponiendo desde hace mucho tiempo que es el sistema de boleta única papel. Presenté un proyecto de ley en ese sentido en el Congreso y veo oportuno sumarlo a la discusión».

Darle un corte.
Por su parte, el senador radical Juan Carlos Marino afirmó que hay que compaginar por un lado «cómo sigue la pandemia y priorizar la salud», mientras que por el otro garantizar el ejercicio de la democracia. En ese sentido, remarcó que hay que hacer una pre-selección, como ocurre con las Primarias, y después la general.
«Que se haga un mes antes o un mes después no me preocupa. Lo importante es que se hagan, que se tenga en cuenta lo que está pasando con la salud y que hay que fortalecer el sistema democrático», señaló.
Para Marino, lo importante es que el oficialismo y la oposición se sienten a discutir «cuál es la mejor forma, la que garantice mayor cuidado con el tema de los contactos y por otro lado asegurar que se puedan elegir a los candidatos de cada uno de los partidos».
«Lo importante es que se hagan tanto las primarias como la elección general, y que seamos muy cuidadosos con el sistema de salud», remarcó y enfatizó en la idea de que sea consensuado. «Hasta podrían lograr en este caso nuevos mecanismos para transparentar las elecciones, pensar la boleta única», indicó.
De todas maneras, consideró que es necesario «darle un corte a esto» y tomar una definición. «Me parece que no están pensando los verdaderos problemas de la gente. Todas estas cosas son dilaciones para no tratar los verdaderos temas, como lo es la desocupación, el quebranto de los comercios y las pymes. Una vez que el gobierno y la oposición se sienten, hay que apoyar lo que definan. Un mes más o un mes menos no cambia nada», cerró.

Un mes de postergación.

El borrador del proyecto que el oficialismo le presentó a la oposición posterga por un mes la realización de las PASO y las elecciones generales. A su vez, se establecen las fechas para registrar candidatos y hacer campaña.
Según el documento al que accedió LA ARENA, el artículo 1 modifica «por única vez» la fecha de las PASO y la fija para «el segundo domingo de septiembre». A su vez, establece el segundo domingo de noviembre como fecha para realizar las elecciones generales.
Entre los fundamentos, se menciona «la crisis sanitaria global provocada por el virus Covid-19» y los cambios que han implementado diversos países para «conciliar el cuidado de la salud pública con la plena garantía de los derechos políticos».
Por otro lado, se advierte el «incremento sustancial de casos» en el país producto de la segunda ola y la detección de nuevas variantes del virus, las cuales están asociadas a mayores tasas de transmisión y propagación.
Por estos motivos, considera necesario cambiar las fechas debido a que las fijadas por las leyes electorales para la campaña y las elecciones primarias «coincide con la temporada invernal y la mayor circulación de enfermedades respiratorias».
«En un régimen democrático representativo y republicano, la pandemia nos plantea el desafío de garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos individuales y colectivos y la transparencia del proceso electoral en un contexto excepcional en el que debemos evitar la aglomeración de personas y su desplazamiento en transporte público y a su vez implementar las medidas sanitarias necesarias para contener la propagación del virus», agrega.
«En virtud de lo expuesto deben efectuarse las adecuaciones operativas y legales para llevar adelante el acto electoral de una manera sanitariamente sustentable, que garantice el derecho de los ciudadanos a votar y el de las agrupaciones políticas y sus candidatos a participar en igualdad de condiciones. Es especialmente importante que no se pueda poner en duda la preparación, el proceso y el resultado de la elección», afirma en otro párrafo.

Preservar la ley.

En el borrador se indica que preservar la vigencia de las leyes electorales y, al mismo tiempo, «evitar el riesgo asociado a convocar una elección nacional en el mismo momento en que se espera que el sistema de salud se encuentre exigido por las enfermedades invernales y la segunda ola de Covid-19, proponemos posponer la fecha de las elecciones PASO y las generales. Este aplazamiento permitirá dejar atrás el período de bajas temperaturas y mayor circulación de enfermedades respiratorias y avanzar en la campaña de vacunación».
Finalmente, destacan que las fechas propuestas permiten respetar los plazos fijados por el Código Nacional Electoral, salvo dos excepciones. «Con el propósito de garantizar un plazo suficiente para la realización del escrutinio definitivo de las PASO, el proyecto propone reducir de 50 a 45 días previos a la elección general el plazo para que las juntas partidarias proclamen sus candidatos. También pospone 5 días el inicio de la campaña electoral de las elecciones generales para que coincida con la proclamación», detalla.