Inicio La Pampa Otra baja que refleja la crisis

Otra baja que refleja la crisis

ESTACIONES DE SERVICIOS

La venta de combustibles en líneas generales mostró en los últimos nueves meses una baja importante como consecuencia de la recesión y el freno de la producción y de la actividad económica nacional a partir de las políticas del gobierno de Mauricio Macri. Solamente hubo un repunte en la venta de gasoil por el campo.
«La situación de caída en la venta de las naftas está relacionada con el parate de la producción, el consumo de gasoil está un poco mejor porque la cosecha gruesa fue muy buena, lo que ayuda a mejorar el dato que venía igual que el resto de los combustibles, con una baja de alrededor del 8 por ciento», dijo el economista Sebastián Lastiri.
El gerente de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa (Cecla) afirmó a este medio que la situación deja en evidencia que se transporta «menos mercancía, producción y cantidad de personas» y advirtió que por ahora «no se ve una recuperación» aunque se aminoró la caída.
«Hay otro efecto ante este escenario que es la sustitución de combustibles premium por súper, a partir de la suba de los precios pero principalmente por las dificultades económicas que viven los argentinos y la baja del poder adquisitivo del salario que se refleja allí también», indicó.
Con respecto al gasoil que utiliza el sector agropecuario para la maquinaria, Lastiri comentó que «tracciona directamente más» en la venta que otros combustibles y «eso va a ayudar a que no caigan tanto las ventas. Las naftas probablemente sigan sufriendo la situación y las perspectivas por ahora no son de recuperación».
Sobre el GNC, el profesional explicó que «el primer trimestre siguió en línea con lo que viene pasando hace cuatro años, producto del cambio impositivo, la disminución de la brecha entre el precio de la nafta y del GNC hizo que las ventas cayeran al 20 por ciento anual y eso fue similar en el primer trimestre, pero parece haberse frenado en abril y mayo».
La caída en la comercialización de combustibles se vive en todo el país. En el primer trimestre, las naftas premium se derrumbaron un 24,3 por ciento y también mostró cifras negativas el gasoil con un 4 por ciento. La situación hizo que los conductores migraran a los combustibles más baratos. La venta de nafta súper subió un 3,4 por ciento.