Inicio La Pampa Otra fuerte tormenta castigó a General Acha

Otra fuerte tormenta castigó a General Acha

TEMPORAL EN EL SUR

(General Acha) – Los 40 milímetros caídos en pocos minutos durante la tarde de ayer en General Acha causaron anegamientos y destrozos en las calles de la ciudad. En 25 minutos, se registró un aguacero que generó zanjones de más de un metro de profundidad, y calles asfaltadas que se transformaron en ríos producto de la tierra proveniente de la zona alta de la localidad. El municipio asistió a cuatro familias que tuvieron inconvenientes en sus viviendas.
Nuevamente la situación climática golpeó fuerte a General Acha y el agua caída en tan poco tiempo generó inconvenientes en las distintas calles de la ciudad. Los trabajos realizados por el municipio no bastan para solucionar el grave problema que sostienen, sobre todo, las calles de tierra que con el correr del agua se vuelven intransitables.
Cada vez que llueve, General Acha se transforma en una ciudad desbordada por la problemática que acarrea tener el 70 por ciento de las calles de tierra. En la tarde de ayer se pudo observar cómo los autos quedaban encajados en zanjones enormes, familias asistidas por el agua en sus hogares y líquidos cloacales desbordando por las bocas de inspección de la red.

Trabajos.
Rápidamente personal de Bomberos Voluntarios, policías y municipales comenzaron a trabajar a destajo para asistir a familias que sufrieron distintas complicaciones en sus domicilios.
Desde la municipalidad realizaron obras paliativas para intentar frenar el avance de tormentas de agua que sacuden a la localidad y provocan destrozos en calles y domicilios, que no alcanzan a ser reparadas y vuelvan a sufrir un deterioro importante.
En el día de ayer, se asistieron a cuatro familias que tuvieron que lamentar la entrada de agua en su domicilio, provocando pérdidas materiales. Las cloacas en el centro colapsaron por la gran cantidad de agua caída y fue una de las imágenes que más resaltaron en las redes sociales, por encontrarse al frente del edificio municipal.
En redes sociales se pudieron observar imágenes de autos que fueron arrastrados por la correntada de agua y calles de asfalto como Avellaneda y Sarmiento totalmente cubiertas por agua y barro.
Las calles en el sector sureste de la localidad que fueron reacondicionadas por la municipalidad hace un par de meses, se volvieron intransitables con grandes pozos que obligaron a ser cortadas hasta que nuevamente sean puestas en condiciones.

Asistencia.
Desde el municipio informaron, luego de una reunión en la que estuvieron presentes el intendente Abel Sabarots, el secretario de Gobierno y Seguridad, Federico Guidugli, y los directores de Obras Públicas, Acción Social, Comunicaciones, que la situación es complicada en cuanto al estado de las calles, tanto de tierra como de asfalto y por las cuales se comenzará a trabajar de inmediato para dejarlas en óptimas condiciones.
Además, agregaron que la línea telefónica abierta que el municipio posee en caso de emergencias, registró un total de cuatro familias que tuvieron que ser asistidas.