Otra semana con una plaza sostenida

DE REMATE EN REMATE

La mayor salida de haciendas de las zonas de cría hizo a una plaza en general sostenida. En la particularidad se destacó el interés por las categorías de novillos. Liniers por su parte tuvo leves mejoras respecto al ciclo anterior y la exportación mantuvo sus precios.
La mayor oferta de haciendas de las zonas de cría le ofreció a la demanda la oportunidad de una buena reposición en base a la calidad de lo expuesto y todavía un aceptable estado en vista de lo apretada de la situación forrajera que atraviesan las mismas.
La presencia de algunos “feedloteros” de cierta importancia hizo a una decisión firme en cuanto a la reposición de novillos, más aún cuando las tropas fueron de excelente mestización, numéricamente significativas y con plazos superiores a la media de los 30 días. Fue en dichas categorías donde la firme decisión de los compradores hizo a precios superiores a los que venían registrándose.
De esta forma, el mercado muestra algunas variaciones de acuerdo a como se presentan las circunstancias pero a través de los últimos tres períodos se ha apreciado una cierta estabilización de los valores para todas las categorías, que no cubre las expectativas que muchos se habían hecho por la depreciación del peso respecto al dólar y todo lo que ello conlleva.
De ahora en más y como variante de ajuste positivo para con los valores, todo dependerá del nivel de ofrecimiento para los próximos dos meses teniendo en cuenta que la situación climática no ayuda y que poco campo queda para el mantenimiento de las haciendas en sus lugares de origen. Así, el menor ofrecimiento estacional que habitualmente se da para estos meses dependerá dela capacidad de retención que puedan tener los campos de cría. Los últimos remates todavía han seguido eyectando lotes de recría por falta de campo aunque también pudo apreciarse por estos días una salida más voluminosa de terneros y terneras livianas y muy livianas.

En Liniers.

Con un día menos de actividad, el Mercado de Liniers reunió una oferta moderada que potenció levemente los precios hacia la suba, por lo menos en los promedios generales. La entrada del período fue de 23.291 cabezas versus las 29.980 de una semana atrás.
El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales se situó en 39,701 pesos contra los 39,199 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 41,415 pesos (anterior $ 40,081) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos en 42,206 pesos versus los 41,985 pesos del ciclo hebdomadario anterior.

Exportación.

La demanda de novillos de exportación reiteró en general los precios del período anterior salvo alguna excepcionalidad determinada por necesidades puntuales u ofertas de significación numérica y de calidad. En nuestra provincia se pagaban al cierre de los negocios 68 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res; 67,50 pesos hasta 160 kilos y 67 pesos hasta 170 kilos “la media”. Sobre frigoríficos de Buenos Aires los ofrecimientos se situaron mayormente entre 69, 69,50 y 70 pesos con pago de 10 a 30 días y por novillos de hasta 520 kilos en pie o entre 150 y 160 kilos la media res. Por las vacas se pagaba en La Pampa 55 pesos y sobre Buenos Aires 57 pesos, en ambos casos con 30 días para el plazo.