Inicio La Pampa Usurpadores otra vez agreden a vecinos

Usurpadores otra vez agreden a vecinos

INCIDENTE EN EL ASENTAMIENTO "NUEVO SALITRAL"

Dos hermanos fueron agredidos físicamente una vez más por parte de un grupo de usurpadores que se encuentran ocupando un terreno privado ubicado sobre la calle Gobernador Duval, en los alrededores del asentamiento «Nuevo Salitral».
Así lo denunció uno de los damnificados, Caleb Aguilar, en diálogo con LA ARENA. Según su relato, el pasado 19 de septiembre, «me llamó una chica que era la usurpadora de la construcción que nosotros tenemos ahí, diciéndome que la había citado la fiscal, le había puesto un plazo, que se estaba por cumplir y que iba a desocupar. Incluso me pidió disculpas».
Por este motivo, se acercó al lugar a constatar que estaba desocupado y planificó «para enrejar todo». Sin embargo, el pasado domingo cuando llevó las rejas para ponerlas, observó que había cartones en la puerta. «Los corro y había una familia adentro», señaló.
Aguilar comentó que en ese momento les explicó que «venía a poner las rejas, que la justicia me lo entregó y me dijeron que ya se iban». Sin embargo, inmediatamente «después salió la señora a decirme ‘no, yo de acá no me muevo'».
Ante esta situación, y por la presencia de los menores, Aguilar llamó a la policía. «Yo tenía intención de poner al menos dos rejas, aún habiendo gente, para ya tener dos aberturas tapadas y cuando se vayan cerrar la otra». Pero, según indicó, cuando llegaron los efectivos le dijeron que «mejor siga el camino legal porque si ponía las rejas ahí podía haber problemas».

Agresión.
Aguilar explicó que, ante el consejo policial, se fue a su casa. «Vivo a la vuelta, es como una ‘L’ el lote este. Nosotros vivimos sobre la calle Suipacha y la otra parte, que da a la Duval es donde está usurpado», precisó.
«Dimos la vuelta por Suipacha para buscar la carretilla y llevarnos las rejas. Íbamos caminando con uno de mis hermanos, cuando de atrás le dieron un ‘piñón’ en la nuca que lo tiró al piso», agregó.
Aguilar precisó que el agresor es «otro usurpador del terreno» y que luego del golpe, el atacante «agarró unos trozos de cemento para tirarnos, fue un momento feísimo. La policía estaba a la vuelta, así que inmediatamente vino. En ese momento, aún adelante de la policía, salió su pareja tirando piñones para todos lados».
Aguilar indicó que en ese momento también recibió un golpe. «El tipo me tira una patada que me pega abajo del esternón. Ni me di cuenta, después se me pasó la adrenalina y me quedó el dolor, que duró un par de días. Lo que fue fatal fue la trompada que le pegaron a mi hermano en la nuca. Fue terrible».
Finalmente, Aguilar comentó que la Fiscalía se encuentra trabajando «bien» y anticipó que le comunicaron que «los ha citado a todos los que están en el predio para el 7 (de octubre)».