Otro muerto por emanaciones de monóxido

EN DOBLAS

Un conocido vecino de Doblas, identificado como Horacio Litterini, de 80 años, falleció el martes a la mañana en su vivienda presuntamente intoxicado por haber inhalado monóxido de carbono, aparentemente por el mal funcionamiento de un calefactor. La policía fue notificada por uno de sus hijos quien acudió a la casa paterna luego que éste no contestara su llamado telefónico.
De acuerdo a lo informado por fuentes policiales consultadas por este diario, el hecho se registró en una casa ubicada en calle Gobernador Duval 447. “A las 11.15 recibimos el llamado de un hijo de la víctima quien había concurrido a la casa de su padre porque no contestó sus llamadas telefónicas. Nos dijo que cuando ingresó lo encontró yaciendo en el comedor”, reveló el vocero.
“En principio llamamos al hospital pero el médico no pudo precisar el motivo del deceso. Por ello se abrió una actuación por ‘causal de muerte’ que recayó en el fiscal Oscar Cazenave quien ordenó una autopsia. Esta pericia fue realizada por el forense Juan Carlos Toulouse quien, aunque faltaban algunos análisis, consideró que se trataría de una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono”, agregó.
Indicó que Litterini fue visto por vecinos entre las 7 y las 9, por lo que presumen que el fallecimiento ocurrió poco después. En el lugar trabajó personal de Criminalística.
También se conoció que personal de Camuzzi Gas Pampeana peritaron los tres enseres que funcionaban a gas en la casa: un termotanque, una cocina y un calefactor grande, todos en la zona de la cocina y comedor. Aunque aún no se conocen los resultados oficiales de esta pericia, trascendió que el implemento de calefacción habría estado funcionando mal y que en el lugar no habría rejillas de ventilación.

Cuestión de Estado.
El gobernador Carlos Verna, se hizo eco de esta problemática que en los últimos días también ocasionó la muerte de la periodista Lucía Trotz en Santa Rosa, el sábado, y de dos familiares del senador Luis Naidenoff en Formosa esta semana. El mandatario, en su página de Facebook, enumeró una serie de consejos para evitar la acción de este verdadero “asesino silencioso” que es el monóxido de carbono.
“Para prevenir accidentes con el monóxido de carbono recordá: solo usar estufas que sean de tiro balanceado. Revisarlas una vez por año por un gasista matriculado y controlar que la llama sea siempre de color azul. Nunca duermas con las estufas prendidas, salvo las que son de tiro balanceado”, señaló.
“Verificar que no estén obstruidos las rejillas de ventilación. Dejar al menos diez centímetros abierta una ventana de la habitación donde está la estufa. Nunca usar hornallas o el horno para calefaccionar. Y en caso de intoxicación llamá al 388949”, aconsejó Verna.

El monóxido.
Los combustibles fósiles (madera, carbón, gasoil o gas natural) necesitan oxígeno para quemarse. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, se produce una combustión incompleta del combustible y se forma monóxido de carbono (CO).
El monóxido es un gas inodoro, incoloro, insípido, no irritante y altamente tóxico. Si es inhalado en grandes cantidades puede provocar daños cerebrales irreversibles e incluso la muerte.
Por no tener olor, no ser visible, no irritar los ojos y ser altamente peligroso, se lo conoce como el “asesino silencioso”. Es el responsable del 50% de las intoxicaciones en el mundo y es la causa más común de muerte por intoxicación. Pero todos los accidentes con monóxido de carbono, cualquiera sea su causa, son evitables.
Entre los consejos, están verificar periódicamente con gasistas matriculados el funcionamiento de sus artefactos a gas y el estado de los conductos de evacuación de gases y rejillas de ventilación.
También se pide evitar descuidos en la revisión de las instalaciones de gas en viviendas deshabitadas durante períodos prolongados. Los gasistas matriculados son los únicos que pueden hacer o modificar una instalación de gas. Toda instalación nueva o modificación de una existente, debe realizarse con la participación directa de gasistas matriculados, notificando a Camuzzi Gas.
Además, una alarma de detección de monóxido puede proveer protección adicional, pero no sustituye la adecuada instalación, uso y mantenimiento de los artefactos a gas.