Inicio La Pampa Otro profesional de la salud no pudo ingresar

Otro profesional de la salud no pudo ingresar

ES DE HUINCA Y TRABAJA EN CENTRO DE REALICO

Un profesional de la salud radicado en la localidad cordobesa de Huinca Renancó y que presta servicios en un centro asistencial privado de Realicó no pudo ingresar a La Pampa para desarrollar la tarea de instrumentador quirúrgico.
El profesional identificado como Facundo Acuña se mostró muy ofuscado y dijo: «No estoy enojado con la policía, pero las autoridades de Salud Pública no me dejan trabajar, no se pueden realizar cirugías y es lamentable lo que está pasando en la frontera entre provincias».
Ayer se produjo otro de los tantos episodios provocados por la pandemia que generó el Covid-19. Facundo Acuña, instrumentador quirúrgico y encargado del quirófano de un centro asistencia privado de no pudo ingresar a La Pampa y desde el Puesto Caminero II ubicado a la vera de la ruta nacional 35 y a pocos metros del límite tuvo que regresar a sus casa.
«Soy Facundo Acuña, de Huinca Renancó, trabajo en un centro asistencial privado de Realicó, y bueno acá estoy en la caminera siendo una víctimas más de este sistema que se armó ahora entre las provincias y de las cuales se pelean tres o cuatro personas a cargo y pagamos los platos nosotros los laburantes y ni hablar el sistema de salud», expresó Acuña.

«Falta de respeto».
«Hoy veo afectado mi laburo, yo y todas las personas que trabajamos, me parece una falta de respeto hacia nosotros y hacia los laburantes y quería hacer mi descargo porque ahora estoy esperando al jefe de la caminera para ver si me da algún tipo de respuesta. No creo, por lo tanto no me queda otra que hacer un video expresando lo que pasa. Mis compañeros de Villa Huidobro también están afectados con estas medidas», disparó.
«Ponen en jaque mi trabajo y el de todas las personas que nos toca atender. Me pidieron todo tipo de permisos, y además un ticket de un hotel donde tengo que hacer la cuarentena. Es ridículo, me parece una falta de respeto, sobre todo para le gente que trabaja diariamente para mantener a los políticos».
«Quiero decirle al gobernador (Sergio Ziliotto) que a mí no me frenó ningún viento, ni nada parecido, me frenó la policía exigiéndome permisos de todo tipo, tengo todo, nada más que me exigen la cuarentena que obviamente es una falta de pensamiento básico y espero que eso se difunda», dijo muy enojado Acuña.
Finalmente el profesional destacó que la policía «no tiene la culpa, recibe órdenes, es una bajada de línea. Ojalá tengan más consideración con nosotros los que tenemos que seguir trabajando exponiéndonos en persona y nuestra familia por este virus. Están avasallando los derechos fundamentales de cada persona».