Otro siniestro por la inacción de VN

VOLCO UN AUTO EN EL ALTEO DE LA RUTA NACIONAL 35 ENTRE EDUARDO CASTEX Y WINIFREDA

La inacción de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) para dejar en condiciones adecuadas un tramo de 700 metros en la ruta nacional 35 entre las localidades de Eduardo Castex y Winifreda, continúa provocando accidentes e inconvenientes para los automovilistas. Ayer volcó un Chevrolet Aveo conducido por una mujer de Ingeniero Luiggi, que afortunadamente no sufrió lesiones.
Este reducido tramo de la ruta nacional 35 hace aproximadamente un año y medio que se encuentra “a medio terminar”, y hasta los funcionarios macristas han reconocido públicamente que “es una vergüenza” el estado que presenta el pedraplén realizado para recuperar la transitabilidad de la ruta que es considerada “la columna vertebral económica y turística” de La Pampa.
Una conductora, de apellido Barovero (36 años), protagonizó ayer un vuelco aproximadamente a las 8 horas. La automovilista iba desde Santa Rosa hacia Ingeniero Luiggi. Cuando arribó al alteo de la ruta nacional 35, no percibió la presencia “de algunos pozos pronunciados”, perdió el control del rodado y volcó. El vehículo quedó con “las cuatro ruedas hacia el cielo”, apoyado sobre el techo. La mujer no sufrió lesiones graves, sorpresivamente solamente algunas escoriaciones, que no requirieron de la hospitalización, indicaron fuentes consultadas por esta corresponsalía.

Segundo vuelco.
Este fue el segundo vuelco que se produjo en el tramo ubicado entre las localidades de Eduardo Castex y Winifreda. El anterior ocurrió en el mes de mayo, y dos santarroseños salvaron milagrosamente sus vidas. El conductor René Rivero (30) iba acompañado por su madre en una camioneta Ford Ranger, transitando en sentido norte a sur.
La camioneta agarró “un pozo” en el inicio del alteo, el conductor perdió el control, la camioneta se cruzó de carril, impacto contra el guardarrail y cayó en el interior de la laguna, donde quedó apoyada sobre el lateral derecho. Los dos santarroseños salieron del interior del rodado por sus propios medios. Pero, la mujer tuvo que ser asistida en el Hospital “Pablo F. Lacoste” de Eduardo Castex, dado que presentaba principio de hipotermia y escoriaciones en la muñeca.
Los accidentados regresan desde Córdoba, con rumbo a la capital pampeana. El conductor testimonió en la comisaría local que no percibió el inicio del terraplén, porque no tiene señalización.

Una vergüenza.
El alteo de la ruta nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda hace aproximadamente un año y medio que se convirtió en una pesadilla para la región. Inicialmente estuvo -durante más de seis meses- el tránsito totalmente cortado. Después comenzó un interminable “ida y vuelta” del Distrito 21 de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) que demoró el inicio de la construcción del pedraplén. La situación provocó enormes pérdidas económicas en la región, e incluso despidos de trabajadores en comercios castenses ubicados sobre la estratégica ruta 35.
Las obras realizadas son calificadas como “vergonzosas”, incluso por los más afines defensores de la gestión macrista. El pedraplén está con pozos, serruchado y se torna peligroso porque las piedras sueltas pueden provocar accidentes. Vecinos castenses relataron que han reventado neumáticos “por los pozos” del alteo.
Esta ínfima obra es una prueba cabal de la inacción de un organismo nacional, y de una política de postergación y olvido de la gestión macrista hacia los pampeanos.