Padres donaron órganos de su hija

GENERAL ROCA: MURIO LA NIÑA ACCIDENTADA EN LA RUTA 151 CERCA DE PUELEN

La niña accidentada el 23 de mayo en territorio pampeano no pudo recuperarse de las heridas y murió el jueves en un hospital de Roca. Los familiares, en un gran gesto, decidieron donar sus órganos. Se montó un operativo de ablación que comenzó el viernes.
En la ciudad rionegrina de General Roca falleció el miércoles, la niña de 7 años que había sufrido graves heridas en un siniestro vial registrado hace unos días cuando el auto en el que viajaba con su madre y cinco hermanos se rozó con otro automóvil y volcó en la ruta nacional 151 cerca de Puelén. Los padres autorizaron la donación de sus órganos lo que generó un importante operativo de ablación que concluyó exitosamente el viernes cuando fueron depositados en el Hospital Garrahan donde serán transplantados.
El siniestro vial se registró el miércoles 23 de mayo a las 9, en el kilómetro 169, entre 25 de Mayo y Puelén, en circunstancias en que un auto VW Bora, conducido por una mujer (40) a quien acompañaban 6 hijos de entre 4 y 15 años, circulaba hacia el norte. La familia es mendocina y está radicada en Cipolletti. Adelante lo hacía un Gol Trend, al mando de un hombre. Como resultado del roce y vuelco la niña sufrió importantes heridas. Fue trasladada al hospital de 25 de Mayo y luego llevada a un nosocomio de Catriel. Más tarde fue derivada al Sanatorio Juan XXIII de General Roca.
La menor no pudo recuperarse de las heridas y el jueves falleció en el Hospital Francisco López Lima. Los familiares, en un gran gesto, decidieron donar sus órganos. Fue así que se montó un operativo de ablación que comenzó en la mañana del viernes.
La directora de ese centro, Ana Sanesi, le confirmó a Agencia de Noticias Roca que hubo un importante operativo sanitario para concretar una ablación múltiple, y que involucra a un importante número de profesionales de las entidades Cucai (Río Negro) e Incucai. En tanto profesionales del hospital pediátrico Garrahan colaboraron en el traslado hacia Buenos Aires.
El citado medio rionegrino reveló que los médicos llegaron el viernes con demora respecto al horario previsto por las inclemencias meteorológicas de Buenos Aires. El operativo se llevó adelante en el Sanatorio Juan XXIII de General Roca, a cargo de Rosana Hernández y el equipo de Salud del hospital pediátrico Garrahan. En esta oportunidad, se trata del segundo operativo en Roca, en el que sería posible la ablación del hígado, los riñones, las válvulas y las córneas.

Condolencias.
Además, indicaron que desde el Ministerio de Salud y el Cucai Río Negro se manifestaron las condolencias a los familiares del paciente fallecido y se agradeció que, en este momento de profundo dolor, hayan prestado el testimonio afirmativo a la donación, que “permitirá mejorar la calidad de vida de pacientes en lista de espera, convirtiéndolos en un ejemplo a seguir y reconocer”.
Desde Salud Pública de Río Negro dieron detalles. “El donante es un paciente pediátrico que pese a los esfuerzos realizados por el personal sanitario, no pudo recuperarse y murió. El operativo fue posible gracias a la autorización de los padres (en caso de los fallecidos menores de edad los padres deben autorizar la donación), un gesto solidario, voluntario, altruista y desinteresado que permitió la ablación de órganos y tejidos que serán destinados a pacientes en lista de espera en el país”, concluyeron.