Inicio La Pampa Pagaron por una pileta que nunca les entregaron

Pagaron por una pileta que nunca les entregaron

DENUNCIA DE UNA FAMILIA

La pandemia modificó en muchos aspectos nuestra vida, y la forma de vacacionar no fue una excepción. En ese contexto, muchas familias decidieron, por miedo a contagiarse, comprar una pileta para pasar la temporada de verano con tranquilidad en sus hogares. La de Alberto Elías, vecino santarroseño, fue una de ellas, aunque su pileta nunca llegó.
«Como soy paciente de riesgo no puedo salir a ningún lado así que el pasado 15 de octubre decidimos comprar una pileta. Nos inclinamos por el compre pampeano y entonces fuimos a una empresa ubicada en la avenida Circunvalación al 1.300 pero nunca me la entregaron. Por eso envié una carta documento y que Defensa del Consumidor haga lo suyo», relató Elías.
En declaraciones a Radio Noticias, el vecino contó que recientemente presentó una denuncia ante Defensa del Consumidor ya que lleva cerca de tres meses sin que la empresa de venta de piscinas le entregue la que compró o al menos le devuelva el dinero que adelantó.
«Nosotros firmamos un contrato por 290 mil pesos para la instalación de la pileta con filtrado, como debe ser. Pero al mes y medio, antes de diciembre, me llamaron por teléfono diciendo que el equipo de filtrado no me lo iban a dar porque no había, y preguntaron si nos devolvían el dinero o seguíamos», agregó.

«Dejaron de contestar».
Con el pasar de los días, la espera de la familia por tener su pileta instalada y comenzarla a disfrutar ante la llegada de diciembre y, con ese mes, los días de intenso calor propicios para zambullirse y refrescarse, comenzó a hacerse pesada.
«Desde enero no me contestaron más las llamadas y resulta que nunca me colocaron la pileta. Pasó el tiempo y fui a hablar con ellos y me dijeron que se habían atrasado, todo un verso», añadió Elías.
Días después, el 23 de enero, la familia se pudo contactar y reclamó por su pileta. «A las 13:50 me llamaron para avisar que la pileta estaba para el miércoles siguiente y me dijeron que entregue el dinero restante esa misma tarde. Entonces les llevé los 140 mil pesos y los 32 mil del filtro quedaron a cuenta, tengo los recibos con fecha y todo», sostuvo el damnificado.
Sin embargo, esa nueva promesa de instalarla no se cumplió y Elías junto a su familia decidieron rescindir el contrato y exigir el total del dinero entregado. Tampoco tuvieron respuesta.

Denuncia.
Inmediatamente, Elías presentó una denuncia ante Defensa del Consumidor en la que adjuntó todas las pruebas de la transacción comercial. Antes de hacerlo probó cancelar la deuda que la empresa tenía con él exigiéndoles una pileta, pero lo acusaron de estar «chantajeándolos».
«Me duele muchísimo lo que me hicieron, porque era una plata que teníamos ahorrada y ellos se toman su tiempo con nosotros, así que ahora no voy a renegar más, ya les envié la carta documento, que defensa al consumidor haga lo suyo. Creo que la semana que viene va a tener resolución, esperaremos que presentan ellos, yo quiero que ellos me devuelvan el dinero, quiero que me devuelvan lo que yo puse», completó.
La empresa en cuestión no sólo tiene su sede de la avenida Circunvalación en Santa Rosa, sino que también está presente en la localidad de Plottier, en Neuquén, y en General Villegas, provincia de Buenos Aires.